Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Cualquier duda, comentario, problema, etc no escriban x el chat o por los temas, solo mandenme un email a [email protected]

Emma Bennett – Varios Contemporaneos

  

¡¡¡Actualizado!!!

Recuerdos. Sólo quedaban recuerdos. Habían transcurrido más de diez años desde que ella era una adolescente de ojos radiantes y él un joven atrayente de 24 años. Entonces eran muy jóvenes. Ahora, por lo menos, Neal era adulta, segura de sí misma.

Debido a su profesión de veterinaria, había llegado a Golden Cann para atender el ganado, no para comprometerse en una nueva aventura con el irresistible Eric Cameron. Pero involuntariamente recordaba los momentos de pasión, de placer y también de congoja.

No se atrevía a confiar en él, ni tampoco a confiar en sus propias emociones. Sin embargo, no podía negar esa ansiedad que la impulsaba a echarse en sus brazos sin pensar en el mañana…

Como aquella primera vez…

 

¡¡¡Actualizado!!!

“Yo te deseo”, le dijo él, la voz anhelante y la mirada ardiente de pasión. Pero Francyne había conocido muchos hombres que la habían perseguido. Ahora ella exigía amor.

¿Quién era este Brendan, este desconocido, que había surgido en la apacible tarde de San Antonio?

Tal vez era un hermoso turista de los sentidos. Un hombre que pasaba por encima. Un hombre que buscaba llevarse de recuerdo un pedazo de su corazón. ¿O era acaso el hombre que ella podía amar toda su vida? ¿Eran reales sus sentimientos? Ella no quería confiar con facilidad. Porque quizá todo era tan pasajero como el agua de un río.

 

¡¡¡Actualizado!!!

Presidente de su propia corporación, Erin Lindsay finalmente había encontrado su compañero en Devlin Douglas, el gigante industrial cuyos ojos negros, siempre risueños, disfrazaban su posición aterradora en el mundo de los negocios. Erin sabía que conquistar a un hombre como Devlin era un desafío como ningún otro. Su reputación había sido bien ganada. Con una determinación despiadada, estaba destruyendo sistemáticamente sus defensas.

Erin podía haber triunfado en el campo de batalla de la compañía. Pero ahora estaba peleando en el campo del amor, luchando por mantenerse erguida ante un hombre que pagaría cualquier precio por resultar ganador, pugnando por mantener su juicio y su corazón frente a quien ya había tomado posesión de su alma.

 



Él era obstinado, rudo, primitivo… el hombre más atrayente que jamás hubiera encontrado Megan. El primer encuentro fue explosivo. Alan se llamaba el tosco agricultor que con toda rapidez pulverizó las elegantes maneras de Megan, la delicada mujer de negocios. Todo lo que él se proponía lo conseguía – de una manera o de otra – y él siempre dejó muy en claro que él jugaría la partida hasta ganarla. Ella percibió el desafío. Ella se decidió a amansar al hombre, obligarlo a temblar ante su contacto. Pero ella no contó con su traicionero corazón ni tampoco con un amante decidido a poseerla por entero, de alma y cuerpo.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.