Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Cualquier duda, comentario, problema, etc no escriban x el chat o por los temas, solo mandenme un email a [email protected]

Angel Torres Quesada – Varios Cs Ficción

—¿La Tierra? ¿Has dicho la Tierra? ¿Y eso qué es?
—¿Es posible que también hayas olvidado ese nombre? Vaya, parece que ahora lo entiendo. Tus lapsus de memoria se deben a que tu psiquiatra, para librarte de tu sentimiento de culpa, utilizó la terapia del olvido para que no te compadecieras tanto por tus fracasos y no sufrieras más ataques de cólera.

La situación en el mundo había llegado a tal extremo que los más optimistas no le daban un año de vida. Los pesimistas afirmaban que menos, que el mundo no tardaría en irse al carajo.
Las causas de la peliaguda situación de nuestro pobre planeta eran muchas y muy complicadas. ¿Para qué vamos a enumerarlas?
El caso es que el final de la civilización humana, por llamarla de alguna manera, estaba a la vuelta de la esquina.
Entonces llegaron los extraterrestres, pero en esta ocasión de verdad.

A través de una problemática de rabiosa actualidad, el pasado, el presente y el futuro de la Tierra están estrechamente ligados al mundo de ar-Rasul, el último reducto del Islam en la galaxia.
Hace casi mil años que la civilización musulmana vive en paz en los límites que marcan los valles de ar-Rasul. Bajo el profundo respeto al Corán y la obediencia a sus azoras, incluidas las últimas diez que el Hombre sin Nombre añadió al texto original, la historia de la Era Caetani transcurre en un dilatado letargo, animado únicamente por las pocas intrigas palaciegas, las esporádicas luchas de poder y los intentos de algún que otro monarca por adueñarse del reino vecino.
Sin embargo, recientemente, un extraño e inmenso ejército de origen desconocido está congregándose en la costa. Zayd Bakr, un joven historiador ávido de acontecimientos e intrigas que relatar a las generaciones venideras, desea saber quiénes son y qué pretenden los invasores. De la mano de una hermosa y enigmática mujer guerrera procedente de Zuwa y del inquietante peregrino Omar, Zayd oirá más respuestas de las que su fe está dispuesta a asumir. Uno tras otro los misterios sobre los que está construido su mundo caerán para convertirlo en el privilegiado testigo del fenómeno de las Siete Lunas, de la aparición de los barcos de hierro que surcan el cielo, de todos y cada uno de los prodigios que años atrás profetizó el Gran Kabín de Bakka, la única ciudad santa del Islam.

La presencia de seres de otros mundos en Elajah despertó el alma de la Columna Azul. La Señal fue esparcida al espacio y a ella acudieron Wyhargas supervivientes que vagaban errantes desde la desaparición del imperio de Ankar: los más rezagados no llegaron a tiempo para intervenir en la última batalla y fueron testigos silenciosos del final de Elajah.
Para Asra, el Wyharga, la Señal constituyó algo más que una llamada que guiara su nave, y las Voces, hasta entonces silenciosas en su mente, comenzaron a hablarle. Pero a bordo de una de las naves, una poderosa entidad proclamó su liderazgo y ordenó a los Wyhargas que se dispersaran por el Universo en busca de otro Hogar-Cuna.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.