Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Cualquier duda, comentario, problema, etc no escriban x el chat o por los temas, solo mandenme un email a [email protected]

Robert Louis Stevenson – Varios Terror


`LOS CAMBIOS labrados por la muerte son en sí mismos tan brutales y definitivos, tan terribles y melancólicos en sus consecuencias, que este hecho se mantiene aparte en la experiencia del hombre, y no tiene paralelo sobre la tierra. Sobrepasa todos los acciden¬tes, pues es el último de ellos. Algunas veces salta de repente sobre sus víctimas, como un asesino, otras veces somete a un sitio continuo a su ciudadela y tarda algunos años en tomársela, y cuando su asunto está realizado, deja una dolorosa devastación en las vidas de otras personas, y arranca el clavo del que muchas amistades subsidiarias pendían.`

¿Eran los últimos días de noviembre del año 1456. Nevaba sobre París con rigurosa persistencia. A veces una racha de viento hacía que la nieve formara irregulares montones, otra caía, copo tras copo, formando una inmensa sábana que cubría la capital. Las pobres gentes desconocedoras de los fenómenos de la Naturaleza se preguntaban con asombro cuál sería el motivo de tal suceso. Maese Francis Villon propuso aquella noche la siguiente cuestión: ¿Sería que Júpiter pelaba todos los gansos del Olimpo, o que los angelitos habrían sacudido todos los molinos del cielo?

Estos cuentos conforman uno de los universos literarios más ricos y mágicos de la literatura universal. Aquí nos encontramos con historias tan populares como El Extraño Caso del Doctor Jekyll y Mr. Hyde, además de otras obras maestras igualmente inolvidables. Ya sean historias fantásticas, románticas o de ambiente marino, los cuentos de Stevenson constituyen una lectura insustituible, un placer en esta edición renovada, gracias sobre todo a la espléndida traducción de Miguel Temprano García.

EL CLUB DE LOS SUICIDAS
EL DIABLO DE LA BOTELLA
EL DIAMANTE DEL RAJÁ
EL EXTRAÑO CASO DEL DOCTOR JEKYLL Y EL SEÑOR HYDE
EL LADRÓN DE CADÁVERES
EL PABELLÓN DE LAS DUNAS
EL TESORO DE FRANCHARD
HISTORIA DE UNA MENTIRA
LA ISLA DE LAS VOCES
LA PLAYA DE FALESÁ
LA PROVIDENCIA Y LA GUITARRA
LA PUERTA DEL SEÑOR DE MALÉTROIT
LAS DESVENTURAS DE JOHN NICHOLSON
LOS JUERGUISTAS
MARKHEIM JANET LA CONTRAHECHA
OLALLA
UN SITIO DONDE PASAR LA NOCHE
UNA VIEJA CANCIÓN
WILL EL DEL MOLINO

`De joven era muy amante de la soledad. Me sentía orgulloso de permanecer aislado y bastarme para mi entretenimiento, y sin mentir puedo asegurar que nunca tuve amigos ni relaciones hasta que encontré la incomparable amiga que actualmente es mi esposa y la madre de mis hijos.

Todas las noches del año nos sentábamos los cuatro en el pequeño reservado de la posada George en Debenham: el empresario de pompas fúnebres, el dueño, Fettes y yo. A veces había más gente, pero tanto si hacía viento como si no, tanto si llovía como si nevaba o caía una helada, los cuatro, llegado el momento, nos instalábamos en nuestros respectivos sillones.

El reverendo Murdoch Soulis fue durante mucho tiempo pastor de la parroquia del páramo de Balweary, en el valle de Dule. Anciano severo y de rostro sombrío para sus feligreses, vivió durante los últimos años de su vida, sin familia, ni criado, ni compañía humana alguna, en la modesta y solitaria casa parroquial situada bajo el Hanging Shazv, un pequeño bosque de sauces. A pesar de lo férreo de sus facciones, sus ojos eran salvajes, asustadizos e inciertos

Mientras el lector, cómodamente sentado junto al agradable fuego de su chimenea, se entretiene hojeando las páginas de una novela, ¡cuán lejos está de hacerse cargo de los sudores y angustias que ha pasado el autor para componerla! Ni siquiera llega a imaginar las largas horas de lucha para triunfar de las frases difíciles, las pacientes pesquisas en las bibliotecas, su correspondencia con eruditos y oscuros profesores alemanes, en una palabra, todo el inmenso andamiaje que el autor ha levantado y deshecho luego, únicamente para procurarle a él algunos momentos de solaz junto al fuego de la chimenea o para hacerle menos fastidiosas las horas pasadas en el ferrocarril.

La casa de Eld, es una maravillosa fábula, económica e incisiva, que constituye un convincente discurso sobre las profundidades de la imaginación y sobre la imposibilidad de escapar del todo a los credos que nos enseñaron en la infancia.

Markheim acababa de entrar, dejando atrás las calles iluminadas por la luz del día, sus ojos no se habían acostumbrado aún a la mezcla de claridad y negrura que había en la tienda. Ante aquellas palabras filosas, y debido a la cercana presencia de la llama, parpadeó penosamente y desvió a un lado la vista.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.