Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Cualquier duda, comentario, problema, etc no escriban x el chat o por los temas, solo mandenme un email a [email protected]

Nuria Llop – Serie Madrid, Siglo de Oro

Madrid, 1618. Luisa Estrada es una bella y joven viuda que, tras la muerte de su marido, asume las riendas de la joyería familiar. Sin embargo, los problemas la asedian: el gremio de joyeros no la acepta por ser mujer y se niega a venderle gemas. Su situación empieza a ser desesperada cuando su clienta y amiga, Catalina de Velasco, le propone un matrimonio de conveniencia. Pero ella no está dispuesta a aceptar.
Álvaro es un apuesto galán de teatro en horas bajas que, sin embargo, a sus treinta años sigue siendo solicitado como amante por las damas de la Corte. Sueña con fundar su propia compañía de teatro, pero para hacerlo necesita dinero así que, cuando Catalina le propone que se case con Luisa, corre raudo a conocerla Pero lavoluntad de la joven viuda no será tan fácil de doblegar. ¿Lo logrará?

El amor tiene muchas facetas ocultas. En esta historia encontramos damas con una doble vida y galanes prisioneros del deseo, lances de alcoba y equívocos que pueden hundir para siempre una reputación, marqueses indecorosos y amantes tan expertas como letales.

Que a Julián le atacaran unos malhechores en mitad de la noche podría ser lo mejor que le ha ocurrido en la vida. Su destino queda sellado cuando una figura misteriosa, aunque con voz y contorno definitivamente femeninos, acude en su ayuda.
Entre los talentos que Julián valora en una dama no figuraba hasta ahora el que fuera una experta lanzadora de cuchillos. Antes de desaparecer ha dicho llamarse Diana; y pese a su antifaz —el suceso tiene lugar durante los carnavales—, Julián ha quedado cautivado por sus ojos. ¿Cómo podría encontrarla otra vez?

Catalina de Velasco no es indiferente a los juegos amorosos. Prefiere que continúen siendo eso, juegos. No quiere un marido ni lo necesita. El que fue su primer amor, Felipe, ya le enseñó todo lo que quería de los hombres. Ahora, Felipe reaparece en su vida, y aunque sus besos son sugerentes no consiguen encender la llama del deseo en su cuerpo. Eso solo le ocurre en presencia de otro hombre: Julián. El problema es que Catalina ya tuvo un encuentro con él, amparada bajo una identidad falsa. Para seducirlo tendrá que decidir si quiere ser ella misma… o si prefiere desplegar sus habilidades como la implacable Diana.

Todo se complica cuando Julián es acusado de asesinato y encarcelado, lo que pondrá en marcha la maquinadora mente de Catalina.

Actualizacion!!!

Felipe Aldana, el marqués de Monteseco, necesita una esposa que pueda ser la madre ideal para su hija de catorce meses de edad. Cada noche, antes de acostarla, le narra, como si de un cuento se tratara, su infructuosa búsqueda mientras la niñera de la pequeña escucha a escondidas.
El marqués de Monteseco es un personaje secundario de “La diosa de mi tormento” que, en este relato, tendrá la oportunidad de encontrar el amor de su vida.

Actualizacion!!!

Madrid, 1613. Un galán impenitente puede granjearse muchos enemigos, entre maridos burlados y amantes despechadas. En esta historia hay una vida en juego y un misterio que cambiará el destino de dos jóvenes: Diego creía que el amor era un espejismo; y Ana descubrirá que, en los asuntos del corazón, las apariencias engañan.

Diego Villanueva acaba de besar a una desconocida con la pasión de un amante y, además, ha disfrutado con ello. ¿Dónde está el problema? Para empezar, ella no cree haber besado a un desconocido. Porque esa joven atractiva y resuelta debe de ser una de las conquistas de Álvaro, su hermano gemelo. Ana Robles, costurera de una compañía teatral, solo tiene ojos para el galán que cultiva una reputación indecorosa dentro y fuera del escenario: Álvaro Villanueva. Ana nunca hubiera imaginado que su primer beso sería tan… intenso. Aunque algo no cuadra: Álvaro parecía tan distinto durante su fugaz encuentro porque, sin duda, no era la misma persona.

La bella costurera no desea ser objeto de burla –o algo peor– por parte de dos crápulas idénticos, pero Diego tiene una buena razón para suplantar a su hermano: alguien ha intentado asesinar a Álvaro y su vida aún corre peligro. Ana y Diego llegan a un acuerdo y se proponen desenmascarar al culpable. Y si el precio de mantener su secreto es intimar de vez en cuando, ambos están dispuestos a sacrificarse con sumo gusto.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.