Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Cualquier duda, comentario, problema, etc no escriban x el chat o por los temas, solo mandenme un email a [email protected]

Diana Hamilton – Varios Contemporánea

Ben Claremont había dicho muy claramente que no deseaba a Honey, Tal vez fuera el único hombre sobre la faz de la tierra que no la deseaba. Aún así le propuso que se casara con él, Ella no lo amaba, pero aceptó su proposición para escapar de una situación difícil, Al parecer, los dos se habían casado por motivos ajenos al amor.

 

Jake Winter era el hombre ideal que toda mujer sueña encontrar algún día… y, desde que Claire comenzó a trabajar para él como su secretaria personal, admiró la perfección masculina de ese hombre. ¡Y él le había pedido que fuera su esposa!

Pero el suyo fue un matrimonio de conveniencia; Clare se convirtió en una más de sus posesiones. ¿Que podía hacer ella si se había enamorado de Jake y él parecía estar más interesado en la bella Lorella? ¿Encontraría Claire la felicidad al lado de Jake algún día?

 

Jason estaba asombrado ante la transformación sufrida por Georgia. Asombrado… e intrigado. Siete años antes, ella había iniciado inocentemente su única y espontánea noche de pasión, y tras quedar embarazada, desapareció.

Georgia había vuelto convertida en otra mujer: sofisticada, seductora y muy deseable. Jason estaba convencido de que lo había traicionado, y no la había creído cuando trató de explicarle lo ocurrido. Pero él estaba decidido a descubrir de una vez por todas la verdad…

 

James Carter estaba decidido a casarse, así que cuando su novia lo abandonó, decidió proponerle matrimonio a Matilda Trent. La propuesta de James supuso una tremenda sorpresa para Matilda, pero amaba secretamente a James y aceptó, pretendiendo demostrarle que podía ser para él más que una esposa de conveniencia.

El resultado inesperado fue un niño que nacería en Navidad. Pero antes de que Matilda pudiera decirle a James que estaba embarazada, descubrió la razón por la que él había roto con su ex novia: James nunca había querido ser padre…

 

¿El divorcio? ¿Eso es lo que quieres?

Después de cuatro años de separación, la reaparición de León era una intrusión en la nueva vida que Felicity se había labrado. Ella había hecho todo lo posible por olvidarlo. Quizás León Draker no hubiera cambiado mucho, pero ella sí. Ya no era esa tímida, insegura e increíblemente inocente niña de dieciocho años con la cual él se había casado. Fliss había madurado y ahora no era fácil manipularla.
Pero el rescate exigido por León a cambio de salvar a su empresa, y los trabajos de sus empleados, la conmocionó. Esperaba que Fliss reanudase su matrimonio…

 

Gideon Rymer contrató a Alice Rampton, profesional de la organización de bodas, para que se encargara de su ceremonia nupcial.

Pero las cosas no eran lo que parecían. A lo largo de su vida profesional, Alice no se había encontrado nunca con una novia menos entusiasta que Janet. No podía comprender cómo era posible que una mujer fuera capaz de apartarse del lado de Gideon Rymer durante un segundo, y mucho menos, durante todo el día, como parecía hacer Janet. Otra mujer podía arrebatárselo.

De ahí el dilema de Alice: su misión consistía en que la boda transcurriese sin problemas, y sin embargo, sentía una fuerte atracción por el novio.

 

No estoy interesado en ser el propietario de Liddiat Hall. Me interesas tú… como mi esposa.

El matrimonio con un hombre al que apenas conocía era una perspectiva que la abrumaba. Sin embargo, Christa se daba cuenta de que no tenía alternativa. Ross Donahue era implacable. Él salvaría al padre de ella de sus deudas y de ir probablemente a prisión, pero el precio que exigía era Christa. Era como vivir una pesadilla. Y para Christa, la felicidad se volvía un sueño del pasado.

 

Annie Ross supo desde el principio que el propietario de una cadena hotelera, Luke Derringer, era peligroso. Era un hombre que sabía con exactitud lo que deseaba y cómo obtenerlo. Luke emanaba una aire de confianza sombría que la hacía estremecer. Él quería, y obtuvo, la mansión conocida como Monk Hall, la cual Annie había deseado como hogar para su futuro matrimonio. Y ahora… eso era lo más alarmante… Luke la quería a ella.

 

Intoxicados de deseo, su propia pasión había terminado por arrastrarlos. Pero él la había abandonado… dejándole solamente una pequeña parte de su ser: un bebé.

Seis años después, Adam se había convertido en un hombre rico y poderoso y Claudia necesitaba su ayuda. Él accedió, pero a cambio de un precio: que ella se convirtiera en su esposa. El matrimonio con el hombre que la había traicionado le parecía una carga difícil de soportar, pero, al borde de la bancarrota y enfrentada con una batalla legal por la custodia de su hija, era un precio que no podía negarse a pagar.

 

Cassie había arruinado su noche de bodas y su matrimonio por culpa de los nervios y la inexperiencia. Estaba demasiado enamorada de Román Fernández, su atractivo marido español.

Después de un año separados, Cassie se sentía más segura, hasta que tuvo que volver a España a ayudar a su hermano, para lo que no le quedaba otro remedio que enfrentarse a Román.

Al llegar allí, Cassie descubrió emocionada que su marido estaba empeñado en recuperarla y poner a prueba su nueva disposición… en el dormitorio.

 

El magnate de la televisión Saul Ackerman cambiaba de novia como quien cambia de camisa. Hombre rico, triunfador y atractivo, tenía un montón de mujeres dispuestas a entrar en su vida. Pensó que Fenella era una más en la corte de cuerpos despampanantes de cerebros de aserrín dispuestos a saltar a su cama. Pero Fen no era la muñeca rubia que su aspecto daba a entender.

Detrás de toda aquella farsa, se escondía una poderosa razón…

 

Rosie Lambert se había propuesto conocer al rico aristócrata que la había abandonado a su suerte al nacer. ¿Y qué mejor manera de averiguar cosas sobre su padre que trabajar en su enorme propiedad? Sebastián García era rico y orgulloso, por eso le sorprendió tanto sentirse atraído por la muchacha que limpiaba la casa de su tío. Quizá lo que lo atraía de ella era su inocencia y lo diferente que era de todas las cazafortunas que solían perseguirlo. Sebastián no tardó en conseguir que la joven fuera su amante y le entregara su virginidad. ¿Cómo iba ella a contarle su secreto ahora que había conseguido que él volviera a confiar?

 

Ben Dexter se había convertido en un hombre de negocios poderoso y respetado que ganaba millones de libras, pero el dinero ya no era suficiente.

Durante años, Ben había renunciado a tener una esposa y una familia, convencido de que Caroline Harvey, la única mujer a la que había amado, lo había traicionado. No había vuelto a encontrar la pasión que compartía con Caro… pero ya iba siendo hora de quitársela de la cabeza. Para ello había planeado encontrarla, disfrutar de una sola noche con ella y después continuar con su vida…

 

Jethro Cole se había enamorado de Alissa Brannan en el instante en que la conoció, pero ella parecía una mujer bastante esquiva y siempre había conseguido mantenerlo a distancia hasta que, por suerte, aquel día se presentó ante él con una propuesta ciertamente enrevesada… Alissa le ofrecía una generosa suma de dinero si aceptaba casarse con ella. De ese modo, podría cumplir la condición que su tío había incluido en su testamento y recuperaría la casa donde había pasado su infancia. Allie hizo mucho hincapié en que el matrimonio sería una situación meramente temporal. Lo que no sabía era que Jethro tenía sus propias ideas y estaba decidido a compartir su vida y su cama con ella para siempre…

 

Ziggy era joven e independiente y estaba acostumbrada a hacer su voluntad. Rafe D’Anjou, por su parte, nunca se daba por vencido. Así que fue inevitable que la chispa se encendiera desde el momento en que se conocieron.

Cuando él le pidió que se casaran, ¿acaso se debió a la atracción que existía entre los dos o tenía otra razón más egoísta, por ejemplo… los bienes que Ziggy heredaría?

 

Cuando Daniel Faber conoció a la amante de su hermanastro, la preciosa Annie Kincaid, supo demasiado bien qué tipo de mujer era. ¡La última vez que se vieron ella se echó a sus brazos!

Para mantenerla alejada de su hermanastro, Daniel decidió secuestrar a Annie y convencer a todos de que estaban teniendo una aventura. Pero su plan tenía un fallo terrible: se dio cuenta de que quería a Annie para él solo… y para siempre.

 

¿Quién era ese hombre que Charley creyó ejercía un férreo control sobre sí mismo? Cuatro años antes, ella tal vez habría creído en las promesas de amor de Sebastián. Pero ahora, la experiencia le había enseñado a ser cautelosa. Lo que impulsaba a su esposo no era el amor, sino la lujuria. ¡Y Charley no tenía la menor intención de sucumbir!

 

La última vez que Seth vio a Kate, le indicó que deseaba que se marchara cuanto antes. Entonces, ¿por qué, seis años después, insistía en que se encargara de la restauración de su precioso Monstowell? Por su naturaleza sincera, la joven era incapaz de comprender la arrogancia de ese hombre, mas esta vez él no iba a ganar. Ella estaba dispuesta a luchar contra su tortuosa manipulación…

 

La culpa era de Beth, por haber aceptado casarse con Charles Savage. ¿Cómo pudo pensar que podría competir con Zanna, la despampanante pelirroja madre del hijo de él, pero también la mujer que lo abandonó sin consideración? Beth trató de hacerlo feliz, pero ahora debía reconocer que su matrimonio era una farsa. Lo mejor sería ponerle fin y renunciar a la lucha. Pero Charles no se mostró complacido con esa idea. ¿Pensaría acaso que podía conservar a las dos mujeres en su vida? 

 

¡¡¡Actualización!!!

Javier se había casado con Zoe solamente para proteger a esta joven heredera de todos los pretendientes que la deseaban por su belleza y su dinero. Después de todo, él tenía todo el dinero que pudiera necesitar. Pero a medida que el matrimonio de conveniencia avanzaba, a Javier le resultó más y más difícil resistirse a su mujer. Sin embargo, le había hecho una promesa…

 

La tímida y sensata ama de llave se había convertido en la esposa de un hombre muy rico…
Como hija de un vicario, Mercy Howard había crecido en un entorno muy protegido que nada tenía que ver con lo que iba a encontrar trabajando como ama de llaves del empresario italiano Andrea Pascali, un hombre muy masculino que iba a obligarla a adaptarse a un mundo totalmente diferente.
Y Mercy no tardó en darse cuenta de que debía cambiar su apariencia recatada… Después de un buen corte de pelo y unas horas de compras, Andrea descubrió que su ama de llaves era una mujer despampanante. Sería tan fácil convertirse en amante además de ama de llaves… pero Mercy no era de las que tenían aventuras sin compromisos.

Cuando el millonario Finn Helliar entró en la agencia de niñeras, Caro no pudo creer que tuviera tanta suerte. Allí estaba el hombre que había hecho sufrir a su hermana y su oportunidad de vengarse de él. ¿Y qué mejor modo que aceptar el puesto que le ofrecía? Lo tenía todo bien planeado: cuando viviera con Finn, lo seduciría y, luego, lo abandonaría como había hecho él con su hermana.

Desgraciadamente, había pasado por alto dos cosas: a Sophie, la adorable hija de su enemigo, y al propio Finn. Cuanto más tiempo pasaba con ellos, más cuenta se daba de que su plan tenía un fallo: ella no quería dejar a ninguno de los dos.

 

Nathan Monroe no sabía qué pensar. Acababa de oír que la mujer con la que se había casado no era lo que parecía. Según los rumores, Olivia Monroe era una mujer despiadada capaz de cualquier cosa por conseguir lo que quería.

¿Pero qué sabía en realidad Nathan de su nueva esposa? El suyo había sido un matrimonio rápido e intuía que Olivia ocultaba oscuros secretos. Acosado por los celos y la desconfianza, su matrimonio se precipitaba hacia el abismo… El único modo de salvarlo era descubrir la verdad sobre su esposa.

 

Elena Nolan estaba muy enamorada de su atractivo marido. El día en que había prometido amar, honrar y cuidar a Jed había sido el más feliz de su vida. Cuando una semana después de su boda, durante su luna de miel, supo que estaba embarazada, podría haberse sentido completamente feliz. Pero había algo que tenía que contarle a Jed. ¿Sobreviviría su matrimonio al saber la verdad?

 


Quilla Kent sabía que jugaba con fuego cuando se propuso seducir a Fraser McGill para salvar el matrimonio de su hermano. Ya conocía la reputación de Fraser; era un hombre despiadado tanto en los negocios como en su vida privada, y siempre obtenía todo lo que quería. Cuando él mostró interés por Quilla, ésta pronto se dio cuenta de que Fraser McGill no tenía la menor intención de apegarse a las reglas del juego.

 


“Señor Mescal, ¿quiere casarse conmigo?” le propuso Cleo a su jefe, el dinámico Jude Mescal, más por desesperación que por amor. No veía otra forma de salir de su predicamento, y quedó anonadada cuando él aceptó. Sólo había un pequeño problema; Jude quería un verdadero matrimonio, con hijos y todo lo demás. Era sumamente atractivo y muy pronto Cleo se sintió atraída por él. Pero, ¿cuáles eran los verdaderos motivos de Jude? ¿Podría resultar semejante matrimonio?

 

¿Por qué Adam Tudor quería obligar a Selina a casarse con él?

¿Era para vengarse del padre que, aparentemente, nunca conoció? ¿O había un motivo más personal? Una cosa era segura… Selina no debía caer en sus manos, enamorándose de él. Pero quizás fuera ya demasiado tarde…

One Response

  1. melicarre 18 octubre, 2015

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.