Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Cualquier duda, comentario, problema, etc no escriban x el chat o por los temas, solo mandenme un email a [email protected]

Rosario Vila – Varias Contemporaneas

Fuente del Limonar es un pueblo de casas encaladas y calles perfumadas de jazmín. De macetas de colores que adornan las fachadas y de grillos que cantan al anochecer. Es un pueblo cerquita del mar, tan bonito que casi parece una postal. Pero, sobre todo, Fuente del Limonar es un nido de cotillas. Hay tantas y tan bien entrenadas que es imposible guardar un secreto. Si a alguien se le ocurriera montar una clínica allí para rehabilitarlas no tendría plazas suficientes, es el chollo de cualquier psicólogo emprendedor.
Por eso, cuando el descuidado pero atractivo nieto de la señora Aurora, del que nadie conocía su existencia y cuya madre huyó del pueblo sin despedirse muchos años atrás, a Azahar, Reme y Maite, oliéndose una historia escandalosa, les puede su gran vena cotilla. Azahar tiene un puesto de control como no hay otro, la pequeña tienda de ultramarinos de su madre. Pero también tiene algo que va a complicarle lo que está a punto de sentir por el misterioso recién llegado, catorce años de noviazgo con el bueno, pero simplón, de Marcelo.
Cuando parece que las piezas del puzzle comienzan a encajar, el corazón de Azahar ya no tiene salvación. Mientras ella intenta resolver el enigma del objeto de curiosidad de todo el pueblo, él se dedica de lleno a seducirla, y Azahar sabe que al mínimo descuido puede pasar de ser una chismosa más a convertirse en la protagonista de los cotilleos. De repente, tendrá tanto que esconder como podría tenerlo él. Y, ya sabemos… Fuente del Limonar no es el sitio, lo que se dice, idóneo para guardar un secreto.

¡¡Actualización!!

Cuando Gema conoce a Edu en el gimnasio en el que trabaja de recepcionista se enamora locamente de él. Se cree ilusionada sus promesas, pero después de un año de relación a escondidas empieza a dudar que algún día se decida a divorciarse. Lucha contra su vocecilla interior, quiere a Edu e intenta seguir confiando en él. Pero un día sucede algo que trastoca su vida: El Paki abre sus puertas justo enfrente de su casa.
El Paki solo sería un súper de barrio como cualquier otro si no lo llevara la familia de Ganesh, y Ganesh tan solo sería un nuevo comerciante en el barrio si no fuera porque…
1. Se cree MacGyver, pero es totalmente desaconsejable dejar una reparación en sus manos.
2. Es indio, ni siquiera es pakistaní.
3. Bajo su negro flequillo, su despreocupación por la moda y su aparente ingenuidad se esconde un chico exótico, con una genial filosofía de vida y sentido del humor, que te va a enamorar.

Paz, una profesional del marketing obsesionada con el trabajo, acumula tanto estrés que está al borde de una crisis nerviosa. Tan al filo que sufre un embarazoso ataque de pánico en el momento menos oportuno: durante una reunión con los directivos de una importante cuenta que está empeñada en conseguir. Aun así, ella no está dispuesta a tomarse un descanso. Hasta que su jefe, con el que tiene una peculiar amistad y del que está locamente enamorada, le obliga a hacerlo.

Por recomendación del médico, Paz busca un sitio donde desconectar, y encuentra en Internet la fotografía de un pueblo precioso en los fiordos noruegos. Cuando sus habitantes le cuentan que se aproxima su concurso anual de bollos de canela, Paz se ofrece a ayudarles a ganar por primera vez en su historia. En un principio, para focalizar en ello su hiperactividad. Pero sus motivos cambian cuando una casera que se inventa historias, una granjera con muy mal genio y un panadero tan bestia como atractivo, se convierten en el apoyo perfecto de Paz y en un bálsamo para su triste corazón.

El sueño de Edith siempre fue casarse. Por eso, cuando Raúl la abandona a pocos meses de la boda, se siente la chica más desgraciada del mundo. Pero las amigas de verdad están para algo, y cuando las suyas no consiguen que Edith les devuelva sus llamadas se presentan en su casa dispuestas a levantarle el ánimo. Entre copas de vino, se preguntan melancólicas dónde fueron a parar sus antiguas ilusiones, y eso les llevará a emprender un divertido viaje a Londres para intentar encontrar a su ídolo de la adolescencia.

Sin embargo, la escapada no será sólo una manera de distraer a Edith. Encontrar al desaparecido Gary L’Amour podría significar un reconocimiento para ella por parte de la revista en la que trabaja: No me lo puedo creer. Y, además, el destino querrá que se cruce con Paul… Un chico despreocupado y bohemio que hará que se replantee cuánto desea todavía casarse con Raúl.

“Si una verdad a medias es una mentira, una mentira a medias debe ser una verdad, ¿no?… Pues claro, ya me quedo más tranquila”. Sara Sanz, mentirosa por convicción.

Sara Sanz no puede parar de mentir. Aunque la verdad es que nunca lo ha intentado porque, ¿no es cierto que la verdad universal no existe? ¿Que todo depende de cómo se mire y de quién la cuente? Y ella esto lo sabe bien porque lo ha oído decir en la tele: su pasatiempo preferido. Eso y hablar con Pepe, su amigo imaginario de la infancia y actual compañero de piso.

Sara domina con tanta perfección el arte de mentir que hasta ha desarrollado un método para evitar sentir remordimientos. Su trabajo como peluquera en Pietro’s Hairdressers y su amistad con su jefe, el “inglés” de Barbate, Pietro, sólo han conseguido empeorar su mala costumbre. Y con el nacimiento de Facebook a Sara se le ha abierto un mundo lleno de posibilidades.

Pero un viaje a Nueva York y un personaje inesperado están a punto de poner su mundo del revés y Sara no tendrá más remedio que luchar contra este experto seductor para evitar que la descubra ante todos. Sara no está sola en esto porque Pepe está siempre ahí para darle “sabios” consejos. O, mejor dicho, para darle siempre la razón. Aunque el atractivo enemigo es difícil de resistir y Pepe se distrae con bastante facilidad.

Cuando Alberto le pide a Marta un tiempo y se va de casa, ella no sospecha que pretende permanecer en un angustioso silencio, como tampoco se imagina que va a dejar a Flipy atrás, su travieso hurón.
Marta se refugia en su tienda de labores, donde imparte talleres de trapillo a un divertido grupo de clientas, pero ni eso ni el nacimiento de los esperados bebés de su amiga Clara consiguen aliviar su desamor. Sin embargo, la vida te da lo que necesitas cuando menos lo esperas, y gracias a Flipy la suya está a punto de cambiar.
Néstor, el simpático y macizo rubio que corre todas las noches en el parque, se cruza con ella para hacerla vivir en una nube. Podría ser cosa del destino porque llega justo en el momento que Marta necesita un poco de emoción. Pero también podría ser un aviso, porque igual que no hay mal que cien años dure, tampoco lo hace la felicidad completa.
Una historia tan tierna como divertida sobre el destino, la mano que quizá tenemos en él y la maravillosa chispa del amor.

A Gloria le chifla su trabajo en la sección de moda de ‘Oh, my Goodness!’. Es una chica feliz y gracias a su personalidad vibrante y coqueta su labor en la revista le va como anillo al dedo. Pero el día que la envían al pase para la prensa de una película no consigue entender la trama y se queda dormida en el cine. Asustada y nerviosa por no saber cómo escribir la crítica que tiene que entregar, no se le ocurre otra cosa que hacerse con la de Diego, el periodista que ha estado sentado en la butaca junto a la suya, y su recurso desesperado resulta ser una mala solución. Gloria no se imagina cómo su error va a cambiar su alegre día a día.

Cuando Diego va en su busca para recriminárselo, una serie de incidentes tan cómicos como desesperantes comienzan a sucederse en la vida de Gloria. Parece que no existe forma humana de deshacerse de él y la bola que ha creado no para de crecer y crecer. Por si no tuviera poco, sus mejores amigos están a punto de casarse y Carolo está tan histérico con los preparativos de su boda con Armando que la poca paz mental que le queda a Gloria se la roba él. Sus continuos errores hacen que Carolo se convierta en un problema más de su larga lista, mientras que Diego, sin que Gloria se lo espere, empieza a convertirse en una parte encantadora de su vida.

Dulce, una agente inmobiliaria adicta a las ofertas y a los obsequios de las marcas, es una chica afortunada. Vive con Óscar, un hombre que levanta pasiones, y fruto de su relación con él nació Ángel, un querubín mofletudo y adorable de cuatro años que no para de comer. Su vida familiar es toda armonía y felicidad, hasta que descubre que Óscar le ha sido infiel.

Cuando Dulce echa a Óscar de casa, él se va a vivir con la odiosa mujer con la que ha tenido una aventura, y al darse cuenta de su “error” Dulce decide recuperarlo a toda costa. Puede que una serpiente sin corazón le haya robado a Óscar, pero ella está empeñada en que se lo devuelva. Dulce tiene un plan…

Aunque no le será fácil llevarlo a cabo, ya que consiste en demostrarle a Óscar la chica tan solicitada que acaba de perder, y encontrar al hombre ideal para darle celos es tarea complicada. Es más, las citas que consigue tener le harán pasar los momentos más ridículos y exasperantes de su vida. Visto desde fuera, la cosa tiene gracia, pero Dulce comenzará a desesperarse.

“Me llamo Dulce. Dulce Estrella de la Anunciación, para no faltar a la verdad. Soy agente inmobiliaria en una agencia de la Costa del Sol, socia de un gimnasio al que nunca voy y madre soltera veintiséis días al mes. Los cuatro días restantes soy simplemente soltera, socia de un gimnasio al que nunca voy y consumidora imbatible de palitos de cangrejo. Soy la flamante ganadora de tres cajas de dos kilos que sorteaba la marca, en uno de esos sorteos que tienes que mandar equis etiquetas de sus productos. Así que, los fines de semana que a Óscar le toca llevarse a Ángel, el hijo de cuatro años que tenemos a medias, es prácticamente lo único que como… “.

Susana tenía un buen trabajo en Narváez Abogados, un piso precioso y un vestidor lleno de zapatos. Pero la crisis no tiene piedad con ella y las fuerzas del cosmos se alían para quitarle todo lo que había conseguido. Como única opción, se ve obligada a aceptar un puesto de teleoperadora en Pear Soft. No tiene más remedio que irse a vivir con su sobrino y el amigo de este, dos estudiantes de medicina que todavía juegan a ser superhéroes, y le acaba alquilando su piso a Iñaki: un bróker con el que debe andarse con ojo porque es peligrosamente cautivador.

Pero sus frustraciones no acaban ahí, Susana y sus compañeras de auriculares no tienen nada en común, y Pear Soft resulta estar dividida en el ala de los estrógenos y el de la testosterona. Ellos son más y la empresa tiene algo muy valioso que no parecen estar dispuestos a compartir con ellas: su verde y maravilloso patio. Sin embargo, Susana muy pronto se empeñará en luchar por él, le cueste todos los ridículos y frustrantes intentos que le cueste, y para ello deberá enfrentarse a Yago: el carismático líder de la manada de Pear Soft.

Un encuentro fortuito con su inquilino, las cómicas sospechas que levanta en sus compañeros de piso y su inverosímil relación con sus compañeras de trabajo harán el resto. La vida de Susana se convertirá en una disparatada comedia llena de pequeñas metas y frenos al corazón que no pensaba protagonizar, pero que podrían acabar devolviéndole la felicidad que había perdido. Las risas y el amor están servidos.

 

 

One Response

  1. mbh 4 agosto, 2017

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.