Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Agatha Christie – Serie Hercules Poirot

El legendario Orient Express avanza por la ruta Estambul-Trieste-Calais. Una tormenta de nieve detiene su marcha a medianoche. Un millonario y su mayordomo, un conde y su esposa, una secretaria, un coronel y una princesa, son algunos de los peculiares pasajeros. A amanecer, en un compartimiento con la puerta cerrada desde el interior, aparece muerto uno de ellos apuñalado varias veces. Cualquiera puede ser el asesino. Y se esconde en alguno de los vagones. Por suerte, el detective Hercule Poirot viaja, también, en el tren.

La desaparición de una serie de objetos de uso corriente en la residencia de estudiantes de la calle Hickory llega a preocupar tanto a la directora del centro que ésta le pide ayuda a Hércules Poirot para resolver el enigma, un enigma de apariencia trivial que, sin embargo, despierta inmediatamente el interés del sagaz detective, que no tardará en establecer la relación la relación entre estos hechos y el asesinato de varias personas vinculadas al establecimiento en cuestión.


Poirot deberá dar crédito a las fantasías de una mujer aquejada de `terror nervioso`, que se harán realidad en el momento y lugar menos imaginables.

En una finca millonaria, una suerte de simposio entre criminólogos se ve interrumpido por un curiosos desafío: descubrir al asesino del excéntrico anfitrión que los ha convocado.

Una joven acude a Hercules Poirot en busca de ayuda. Su padre, Amyas Crale, un famoso pintor, fue envenenado hace muchos años, y su madre, juzgada y condenada por este crimen, murió en la cárcel. La muchacha fue enviada entonces a Canadá con unos parientes, quienes la educaron y cambiaron el nombre.
Poirot reabre entonces un caso cerrado hace dieciséis años, contando para su investigación sólo con los recuerdos de los protagonistas del drama aún vivos y la observación del lugar de los hechos.


La memoria de Poirot se pone a prueba, a la hora de encontrarse, entre las ruinas de Petra, con el cuerpo de la poca estimada Mrs. Boynton.


En Después del funeral, tendrá que redoblar su astucia ante un complicado grupo de herederos. Todos parecen esconder algo sobre un brutal asesinato.


La señora Ferrars ha aparecido muerta, víctima de una sobredosis de somníferos. Un año antes había fallecido también su marido, oficialmente de una gastritis aguda, aunque para Caroline Sheppard, la hermana del doctor del pueblo, se trata de un asesinato. Poco después, el cadáver de Roger Ackroyd, hombre rico del pueblo, aparece con una daga tunecina clavada en la espalda. Caroline sospecha que hay una relación entre las tres muertes. Afortunadamente, para ayudarla, el pueblo cuenta con un nuevo vecino, de corta estatura y grandes bigotes, con el curioso nombre de Hercules…


Cuando el lujoso Tren Azul llega a Niza, un guardia intenta despertar a Ruth Kettering para anunciarle su parada. Pero ella no despertará nunca más, ya que un disparo de gran calibre la ha matado, desfigurando sus rasgos hasta volverla casi irreconocible. Además, sus valiosísimos rubíes han desaparecido. El principal sospechoso del crimen es el arruinado marido de la dama, Derek. Pero Poirot no está convencido, y decide hacer una reconstrucción de ese día hasta llegar a la clave del asesinato.

Todos le tememos al dentista, es una de las visitas que nunca nos gusta hacer, tampoco a Hércules Poirot. Si a eso le sumamos el que un misterioso griego muere después de visitarlo, que el dentista aparentemente se suicida, que hay una mujer de edad mediana desaparecida con mejores zapatos que aspecto, y que uno de los hombres más influyentes del gobierno inglés puede estar en peligro, tenemos todos los condimentos para una nueva y brillante aventura de Hércules Poirot, que fiel a su costumbre desenmaraña la madeja y consigue hacerse con el criminal.

La señora McGinty murió de un disparo en la cabeza. Las sospechas recaen inmediatamente en su inquilino, James Bentley, cuyas ropas mostraban restos de sangre y cabellos de la víctima. Sin embargo algo no estaba claro: Bentley, sencillamente, no parecía un asesino. Así, la célebre escritora Ariadne Oliver, junto al inquebrantable Hércules Poirot, decide intentar salvar al pobre diablo de su condena. Lo que no sabe Poirot es que su propia vida corre un grave peligro…


Ariadne Oliver está de visita en casa de su amiga Judith Butler. La casa hierve de actividad, pues se prepara una fiesta juvenil y hay que organizar diversos juegos. Mientras duran los preparativos, Joyce, una jovencita, afirma haber presenciado un asesinato. Nadie cree en lo que dice por su fama de mentirosa.


Eran marido y mujer, los dos fueron encontrados muertos, a balazos. Poirot sigue sin saber quién mató a quién.


El misterio de Los relojes, sospechosamente sincronizados, para dar con el autor de un crimen cometido en extrañas circunstancias.



En principio, Hércules Poirot poco tiene que ver con el antiguo héroe griego. Sin embargo -razonaba el detective-, al igual que Hércules, él ha sido el responsable de librar a la sociedad de sus más detestables monstruos. Así que, antes de retirarse, Poirot decide aceptar los últimos doce casos, sus auto impuestos trabajos. Cada uno de ellos quedará registrado en los anales del crimen como un heroico acto de deducción.



No era sorprendente encontrar el bello y bronceado cuerpo de Arlena Stuart boca abajo en la playa, tomando el sol. Solo que en esta ocasión no lucía el sol… Arlena había sido asesinada. Desde la llegada de Arlena con su marido y su hijastra al hotel, Hercule Poirot había presentido una tensión sexual en el aire. Pero ¿acaso este aparente «crimen pasional» podría ser algo más malvado y premeditado de lo que parece? Poirot deberá descubrirlo.



Linnet Doyle lo tiene todo: belleza, riqueza, amor… y un viaje por el Nilo para disfrutar de su luna de miel. Pero, tras esta aparente plenitud, muchos peligros la acechan: los incontrolables celos de una amiga, los intereses económicos de sus tutores, la ambición de unos ladrones de joyas… Poco a poco, el crimen se va perfilando como algo inevitable, y Linnet aparece asesinada en su camarote…
El inefable Hércules Poirot, que pensaba pasar unos días de vacaciones por el Nilo, se verá envuelto en este peculiar caso en el que comienzan a sucederse más asesinatos. Como siempre, será Poirot, el que, brillantemente, vea la luz de este enigma.

Alguno de los catorce pasjeros, incluido Poirot, es el autor de un horrendo asesinato en el vuelo nocturno París-Croydon.



Las navidades de Poirot, se ven interrumpidas por las sangrienta muerte de un anciano vecino. Todos sus parientes parecían tener motivos para odiarlo.



El famoso detective belga Hércules Poirot, solo o en reñida y leal competencia con el inspector Japp, de Scotland Yard, recurre a sus no menos famosas `células grises` para escrutar las circunstancias que concurren en cada uno de los caos narrados en este volumen.



Una viuda, heredera de una gran fortuna, rodeada de parientes inquietantes y supuestos mensajes del más allá.



Una joven hermosa y millonaria se casa con el novio de su mejor amiga. Durante la luna de miel en un crucero por el Nilo, aparece asesinada.



En los relatos incluídos en este volumen se narran varios casos, entre los que figuran delitos de chantaje, robo, y asesinato, cuya investigación corre a cargo de Hércules Poirot, quien no sólo los resuelve satisfactoriamente sino que, en alguno de ellos, llega incluso a transgredir la ley.



Tras los casos de Styles y del campo de golf, la fama de Poirot crece llegando a convertirse en el detective predilecto de los británicos. A esa época pertenecen estos relatos- encabezados por La aventura de la estrella del Oeste y La aventura de la tumba egipcia- en los que Poirot investiga las misteriosas muertes que siguieron a la apertura de la tumba del faraón Men-her-Ra. La serie termina en El rapto del Primer Ministro, donde Hastings recuerda un caso que ocurrió hacia el final de la Gran Guerra.



Un compendio de diecisiete relatos de las aventuras del famoso y peculiar detective belga. Desde la caja de bombones con un Poirot todavía residente en Bélgica, El misterioso caso de Styles, pasando por un círculo de narraciones de la primera etapa londinense hasta otros casos de época posterior, cuando ya famoso, dispone de la eficiente y perfeccionista secretaria, Miss Lemon.



El doctor John Christow se debate entre tres mujeres: su mujer y dos amantes. Hercule Poirot, que ha alquilado una casa vecina, ha sido invitado a cenar por la misma anfitriona que ha reunido a estas tres mujeres. Cuando llega Poirot, lo primero que ve es al doctor Christow, desplomado al borde de la piscina, y a su esposa Gerda con un pequeño revólver.




Trece invitados a la fiesta de un célebre actor son sospechosos de la muerte de uno de ellos.



La testarudez de Poirot se pone en evidencia ante un crimen supuestamente resuelto, con la confesión de una joven muy bella e inquietante. Pero a Poirot algo le suena extraño.

El matrimonio Folliat, encargado de organizar la fiesta del pueblo, decide encomendarle a su amiga y escritora de libros de misterio Ariadne Oliver la planificación de un falso asesinato, para entretenimiento de los presentes. Ella acepta encantada, y se pone manos a la obra. Tras varias semanas de planificación, Ariadne acude en el último momento a su amigo Hércules Poirot para obtener su valiosa ayuda, ya que sus instintos le dicen que algo siniestro se incuba detrás del divertimento. Efectivamente, Poirot no tardará en descubrir que nada ni nadie es lo que aparenta… ni siquiera el falso asesinato.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.