Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Alison Fraser – Varias Contemporánea

Según Whit Delaney, la señorita Kipling tenía dos opciones: denunciar en la junta de la universidad que el distinguido profesor Delaney había intentado seducirla, o mantener la boca cerrada y seguir como si nada con sus estudios y su carrera de atletismo… Parecía sencillo. Pero, por alguna razón, la joven no parecía dispuesta a hacer ninguna de las dos cosas…

 

Kate pensaba que Van Fitzgerald era un que valía la pena conocer. En su primer , él creyó que ella era una meretriz de categoría. En el segundo, la chantajeó para besarla y en el tercero, le tendió una trampa. Por consiguiente, Kate no deseaba conocerlo mejor… y en cuanto a Van, parecía decidido a conocerla. Él, detrás de su bromista y su indolencia, era, descubrió Kate, un resuelto cuando se proponía algo.

 

 

Serena Templeton no era una princesa dormida. Era la imagen un poco trágica existente en un mundo de sombras que ella había construido como una fortaleza para escapar del dolor. Entonces Adam Carmichael traspasó sus defensas y se estableció como una fuerza en su vida.

Con el tiempo Serena se convirtió en una joven hermosa, vital. Pero guardaba celosamente sus sentimientos más íntimos por miedo a que Adam los usara en su contra.

Adam exigió su amor… pero primero tendría que obligar a Serena a enfrentarse a su miedo.

Jack Doyle había regresado a Highfield Manor convertido en millonario… y como nuevo propietario de la mansión que había pertenecido a la familia de Esme durante siglos…

Vivir junto al hombre al que una vez había amado con todo su corazón iba a ser muy duro para Esme. Pero lo que más la preocupaba era que Jack descubriera el secreto que ella llevaba años ocultándole: él era el padre de su pequeño.

Riona Macleod era una joven huérfana que luchaba por salir adelante en una tierra inhóspita, Cameron Adams era el heredero del terrateniente local y el nuevo dueño de las tierras que ella trabajaba. Riona representaba la naturalidad y la fuerza de la tierra; Cameron, la refinada y el lujo. No tenían nada en común… nada excepto esa atracción irresistible que empujaba al uno hacia el otro.

 

 Lucas Ryecart, nuevo jefe de Tory Lloyd, estaba empeñado en convertirla en su amante, pero Tory no iba a aceptar tan fácilmente porque era consciente de que aquel guapísimo americano no estaba dispuesto a comprometerse y, aunque llegara a hacerlo, acabaría abandonándola igual que lo había hecho su prometido.

Aun así, Tory no podía negar la irresistible atracción que sentía y, después de pasar tantas horas trabajando juntos, su cuerpo acabó traicionándola y cayendo en la tentación.

Hope confesó por fin a su mujeriego marido que su comportamiento rudo la arrojó, en otro tiempo, a los brazos de Guy, su hermano menor. Entonces, la muerte de Jack llevó de nuevo a Guy a la de Hope y la dejó con dos legados: uno, el asombroso contenido del testamento de Jack y, otro, la verdad sobre su hija. Los dos significaban que ni Hope ni Guy podrían olvidar su malograda y corta aventura…

Clare sabía perfectamente con qué ojos la miraba Fen Marchand: su opinión estaba totalmente influida por el pasado de ella. Él necesitaba desesperadamente un ama de llaves y estaba decidido a contratar a Clare, a pesar de que no fuera lo que él buscaba. Fen nunca podría entender por qué ella hizo lo que había hecho… a menos que descubriese qué había hecho… a menos que descubriese que había sido por el bien de su pequeño hijo.

Cuando Dray Carlisle apareció de improviso, Cass imaginó que había pasado algo grave. Llevaba sin verlo desde que habían roto su breve pero apasionado romance hacía ya tres años. Sin embargo, Cass no estaba preparada para la que Dray iba a darle: la hermana pequeña de ella, a la que apenas veía, había muerto después de dar a luz una niña. Cass no podía darle la espalda a su sobrina ni a Dray… Y eso significaba que la fuerte atracción que había entre ambos volvería a formar parte de su de nuevo.

 

Aquella era la mujer a la que jamás habría pensado amar…

Ewan Sinclair sólo quería averiguar la verdad, pero Tiree se negaba a contársela. El problema era que aquella mujer era mucho más bella e inteligente de lo que él había previsto, y lo más sorprendente era que Ewan se sentía atraído por ella. Él, un médico honesto y respetable, atraído por una cantante rebelde y salvaje; era obvio que eran dos personas opuestas… y sin embargo lo que los unía era cada vez más poderoso.

¿Podría Tiree superar los secretos del pasado y entregarse al amor que sentía por Ewan?

 

¡El era irrefrenable! Primero asumió que Sara y él habían sostenido una relación íntima, y ahora que ese malentendido se había aclarado… confiaba en llevársela a su lecho.

Si no hubiera sido por el joven Scott, Sara le habría dicho a Neville Dryden que se fuera al diablo; había congelada emocionalmente durante tres años, y necesitaba mucho más que el cálido encanto del para derretir el


Alex amaba al pequeño Nicky como si fuera su propio hijo, pero ella era su tía, no su . No era la desalmada cazadora de fortunas que Andros Kostos pensó cuando ella llegó a su lujoso hotel en Atenas, pidiendo ayuda para el niño. Después de , Nicky era su sobrino también. Era justo que aceptara al hijo de su hermano. Andros aceptó a Nicky, pero para angustia de Alex dio por sentado que ella iba incluida en el trato…

2 Comments

  1. Sabrina 25 febrero, 2016
  2. yuli mtz 14 septiembre, 2020

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.