Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Allison Leigh – Varias Contemporaneas

Se decía que el día de Año Nuevo era una buena fecha para proponerse nuevos comienzos, y él estaba muy necesitado de uno.
Había cinco Fortune sentados en el bar la de la víspera de Año Nuevo. Cualquiera de ellos podría despertar los sueños nostálgicos de una chica apasionada. Especialmente, Wyatt Fortune. Pero Sarah-Jane Early no era muy dada a las fantasías. No le resultaría nada difícil al apuesto y carismático millonario conseguir una cita con una simple camarera como ella…
Tras algunas alarmantes , Wyatt Fortune había decidido romper todos los lazos e iniciar una nueva en Red Rock. La hermosa camarera del bar, según ella le había dicho, no iba a ser para él más que una mera diversión.Sin embargo, ¿podía ser esa la ocasión que cambiase el curso de su vida?
No esperaba que aquel atractivo bombero la buscara…
El que la estaba sacando del en llamas tenía una voz de lo más seductora, pero Bethany Burdett, embarazada y sola, sabía que debía olvidarse del valiente bombero que había arriesgado la para salvarla. Desde que había sacado a aquella desconocida inconsciente del incendio, Darr Fortune no había podido dejar de pensar en a verla. Cuando un temporal de los volvió a unir, Darr decidió que estaba dispuesto a a arriesgar por aquella que le hacía sentirse protector… y mucho más.

 

Para salvar la clínica de su familia, Lisa Armstrong había accedido a tener un bebé del arrogante inversor Rourke Devlin. Pero primero tendría que convertirse en su esposa…

Rourke era un hombre tradicional y quería formar una familia. En un principio había concebido aquel matrimonio sólo como un medio que les daría a los dos lo que querían, pero durante su fugaz luna de miel surgió algo mucho más profundo…

 

En el pueblo se rumoreaba que aquel matrimonio de conveniencia era mucho más que eso… Melanie McFarlane creía que dirigir el rancho para huéspedes de su sería muy sencillo, pero después de varias crisis, se dio cuenta de que necesitaba ayuda y se le ocurrió una solución descabellada… casarse con un verdadero ranchero, Russ Chilton. Melanie y Russ sabían que su matrimonio no era más que un acuerdo de negocios: Melanie le cedía a Russ la mitad del rancho, algo que él siempre había deseado, y él la ayudaba a dirigir una propiedad que sin él no tardaría en perder. Lo que ninguno de los dos esperaba era que su relación se volviera más… personal.

 

¿Podría seguir adelante con su plan habiéndose enamorado de él? Grayson Hunt estaba al frente del negocio que poseía su , y su era lo más importante para él. Pero su padre les había dado un ultimátum a Gray y a sus hermanos… debían encontrar una con la que casarse o perderían su fortuna. Gray no sabía qué hacer, hasta que de conoció a la candidata perfecta. ¿Pero tendría un plan oculto aquella humilde bibliotecaria? Amelia White iba a demostrarle a aquel arrogante millonario que sus actuaciones podían tener repercusiones, y le haría pagar por lo que le había hecho a su hermana. Sin embargo, cuando aceptó aquel matrimonio de conveniencia, no sospechaba que estaba a punto de entregar su corazón en aquel trato.

Siete años atrás, Drew Taggart se había casado con la joven Jolie Stewart cuando su hermano la había abandonado después de dejarla embarazada. Pero ahora Darian había vuelto a la ciudad y los dos hermanos competían por la misma . ¿A quién elegirá Jolie?

 

¡Queria ser amada por ella misma, no por el hijo que esperaba!Embarazada y escarmentada por las mentiras de su ex, Sydney Forrest llego a Weaver, Wyoming, con el proposito de empezar de nuevo y olvidarse de los hombres una temporada. Pero alli iba a encontrarse con el mas desesperante de todos ellos. Derek Clay era grosero, impertinente y odiosamente mordaz y tan atractivo que Sydney no sabia si huir o quedarse alli para siempre.Derek no estaba dispuesto a consentir que aquella niña rica lo tratase como si fuera un trapo, pero pronto iba a descubrir que bajo aquella fachada arrogante y altanera se escondia una mujer de nobles principios e irresistible sensualidad. Sydney le habia dejado muy claro que no queria ser su pastelito, pero tal vez aceptara convertirse en su esposa

Aquel embarazo inesperado llevaba las cosas a otro nivelShea Weatherby no creia en los finales de cuentos de hadas, asi que cuando su principe azul se cruzo en su camino, no confio en sus intenciones. Tras quedarse embarazada despues de pasar una noche con el, le dio un ataque de panico.Paxton Merrick ganaba millones constr uyendo yates para los ricos de Seattle. Ahora, con Shea, su barco podia llegar a buen puerto. Aunque, si sus infructuosos esfuerzos por conseguir que fuera su pareja eran un presagio, se aproximaban aguas turbulentas. Pero estaba dispuesto a hacer lo que fuera por llevarla al altar despues de enterarse de que iba a ser padre.

Parecía que aquel guapísimo padre no seguiría soltero por mucho tiempo… La ciudad entera había visto cómo miraba Cameron Stevenson a Faith Taylor, la que había rescatado al hijo de Cameron del peligroso derrumbamiento de una mina. Lo que él no sabía era si aquella sentía lo mismo. Faith había perdido la esperanza de ser feliz en el amor después del fracaso de su matrimonio. Y Cameron… bueno, aquel viudo ya había sufrido bastante. ¿Podrían ser felices juntos y superar todas las tristezas del pasado?

Parecía que todos los Fortune estaban encontrando el amor, todos menos Emily.
Bonita, desenvuelta y lista, la hija mayor de los Fortune había renunciado a encontrar a Don Perfecto para empezar a buscar al Bebé Perfecto. Y entonces conoció a un .

Nadie habría imaginado al tosco Max Allen con una princesa mimada como Emily. El alto y greñudo trabajador del aeropuerto no había tenido suerte en la . Después de perder al pequeño Anthony, había jurado no a querer a otro niño. Y de se encontraba enamorado de una elegante y sofisticada empeñada en tener un bebé.
¿Estaba Max condenado a a sufrir? ¿O sería la adinerada señorita Fortune quien por fin consiguiera curar su dolor?

Drew Fortune había recibido un ultimátum: o se casaba o perdía el control del negocio . Por suerte, la perfecta estaba más cerca de lo que jamás hubiera imaginado. ¿Quién mejor que Deanna Gurney, su fiel secretaria, para el matrimonio de conveniencia más rentable del año?
Ser la de Drew tenía sus ventajas… sobre porque Deanna llevaba años perdidamente enamorada de su apuesto jefe. Drew le había dejado muy claro que solo sería algo temporal, pero… con la boda de William Fortune a de la esquina, quizá pudiera ganarse el corazón del mujeriego más incorregible de la ..

Debía recordar que no era aconsejable mezclar los negocios con el placer… Había sido una ardua tarea, pero por fin estaban a punto de firmar la fusión entre Hanson Media y la japonesa TAKA, algo que habría sido imposible sin la habilidad para los negocios de Helen Hanson. Su difunto esposo, George, se habría sentido orgulloso de lo que había hecho para salvar la por el bien de sus. Resultaba increíble que durante la negociación hubiera acabado llevándose bien incluso con el feroz Mori Taka, que normalmente ni se dignaba a hablar con el bando contrario. Pero parecía que había quedado cautivado por los ojos azules de la bella estadounidense…

Necesitaba una urgentemente
Sólo fue un beso, destinado a librarse de un pretendiente no deseado. Y después, Gabriel Gannon le pidió a Bobbie Fairchild que se hiciera pasar por su prometida para conseguir la custodia de sus . Desde luego, ella no tendría que fingir la atracción sexual que sentía por ese padre entregado. Y ahí precisamente radicaba el problema. Gabe no podía olvidar el beso de la inquilina de su . Sabía que pedía mucho, pero ella hacía que volviera a creer de nuevo en el amor. Ahora sólo le quedaba convencerla de que áquella era su oportunidad de un nuevo comienzo…

¿Podría conseguir que un matrimonio que había comenzado por obligación se llenara de amor? La autosuficiente Nikki Day no supo cómo reaccionar al despertar en aquel y encontrarse con el que sin saberlo era el responsable de su «situación». Aunque había intentado alejarse de su ex jefe, ahora ella y su futuro hijo dependían de los cuidados de Alex Reed. Cualquier esperanza que tuviera de mantener su relación con Alex en el plano profesional se esfumó al ver la maravillosa que él había alquilado. Y, si la piscina con forma de corazón no la emocionaba, sin duda lo harían las caricias de Alex…

4 Comments

  1. vicsisterna 12 septiembre, 2020
  2. CarmenI 13 septiembre, 2020
  3. noah 13 septiembre, 2020
  4. Daly2175 14 septiembre, 2020

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.