Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Amy J. Fetzer – Serie Esposas de Alquiler



Cuando Alexander Donahue los servicios domésticos de Madison Holt en una subasta de caridad no sabía que necesitaría su ayuda para garantizar el negocio de su . Madison no se hizo ilusiones cuando él le propuso un matrimonio fingido, pero sus besos inocentes hicieron que aquel soltero empedernido empezara a soñar en otra fusión diferente… Alex nunca había conocido a una más interesada por él que por sus millones. y aunque sus instintos lo advertían de que se apartara de ella, se sentía atraído irremisiblemente hacia aquella virginal.



Nash Rayburn se quedó de piedra cuando Hayley Albright apareció en su rancho, presentándose como niñera de sus hijas. Aunque no la había visto en muchos años, recordaba cómo aquella despertaba su pasión y lo sacaba de quicio… y cómo su hubiera podido ser diferente si no se hubiera visto obligado a abandonarla para casarse con otra … Él sabía que Hayley lo miraba como a un enemigo, pero se derretía cada vez que la tocaba. Y también sabía que haría cualquier cosa para ganar su confianza y reclamarla como suya de una vez por todas.




Como si de un cuento de reyes y sirvientes se tratara, Laura Cambridge empezó a trabajar de niñera del hijo secreto de Richard Blackthorne. Los sobre aquel que vivía como un recluso no hicieron mella en la joven; su propia experiencia le había demostrado que la mayoría de las veces las personas no eran lo que parecían. Pero en el caso de Richard, su corazón estaba tan herido como su rostro… Él se sentía como un niño al que se le ofrece un caramelo pero no se le deja probarlo… pero no había perdido del la esperanza. A pesar de , quizás podría cautivar a aquella diosa de ojos verdes…


Tuvieron un inolvidable y después Ciara Caldwell desapareció en la oscuridad sin dejar ninguna pista que Bryce Ashland pudiera seguir. Aunque todavía recordaba el rostro de aquella misteriosa dama, Bryce ya no tenía tiempo para ninguna , excepto su niña, Carolina. Así que cuando Ciara apareció en el umbral de su puerta para trabajar de niñera, el corazón endurecido del viudo volvió a latir con fuerza. Era la que había soñado para Carolina, pero su lado maternal no era lo que deseaba de ella. Se moría por compartir su cama una y otra vez. ¿Arriesgaría su alma para poder ganar la felicidad?

One Response

  1. HelgaWeinberg3120 2 agosto, 2020

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.