Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Angus Donald – Serie Robin Hood

Alan Dale, el joven de esta novela, se ve abocado a un futuro incierto cuando es descubierto robando y, atemorizado, sus pasos le llevan al bosque de Sherwood, donde entra en contacto con una banda de forajidos cuyo cabecilla, Robin Hood, impone su propia ley: roba a los ricos y a la Iglesia y protege a los pobres; sin embargo, su protección tiene un precio. Un precio que no se paga con dinero, sino con sangre. Los delatores son mutilados, los traidores, asesinados. Nadie escapa a la del temido Robin Hood.

En este mundo brutal y cruel, Alan aprende, de la mano de Robin Hood, a sacar el de sus rápidos reflejos, de la habilidad de sus dedos, e incluso de su talento . Y en ello le va la .

Con un más que notable pulso narrativo, Angus Donald nos ofrece una versión realmente nueva del personaje legendario muy alejada de las versiones de Hollywood que podamos tener todos en mente. Tras un largo y exhaustivo  de investigación Angus ofrece al lector una trepidante y estremecedora novela de camaradería, combates audaces, lealtades traicionadas y muchísima acción.



Corre el año 1190 y la épica cruzada que encabeza el célebre Ricardo Corazón de León para recuperar Jerusalén de manos de los sarracenos se encuentra en pleno apogeo.

Entre sus huestes marcha el más , temido y valiente guerrero de su tiempo, el conde de Locksley, o, lo que es lo mismo, Robin Hood. Acompañado de sus fieles y entrañables compañeros, el conde pone su astucia y su ímpetu guerrero al de la lucha contra el infiel, pero lo que ni él ni nadie esperaba es que tuvieran que luchar también contra un enemigo oculto en sus propias filas.

Una novela espléndida que confirma a Angus Donald como un autor imprescindible.



Tras derrotar a los aliados griegos en el paso de las Termópilas los persas encuentran a un superviviente, Xeones, un escudero espartano. Un cronista al de Jerjes anotará su crónica, en la que narra su y la de una ciudad de , sencilla pero indómita, que ha convertido la guerra en su profesión: Esparta.

Los jóvenes allí son adiestrados desde la infancia en unas normas duras y rígidas donde se prima la del grupo sobre el individuo. Un soldado puede perder espada y casco, pero se le castiga por descuidar su escudo: el escudo sirve para proteger a sus compañeros de línea.

Un espíritu colectivo del que está necesitado la Hélade, asolada por las guerras entre sus polis y enfrentadas ahora a un enemigo que ya domina mundo. Encabezados por los temibles espartanos, varios contingentes de aliados griegos se reunirán en las llamadas Puertas de fuego. Durante los días que puedan resistir, lucharán para evitar que la marea persa aniquile sus ciudades.

 

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.