Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Anne y Serge Golon – Saga Angelica


Original: Angélique (1956)

Angélica es una de los diez hijos de un barón francés del siglo XVII, arruinado que sobrevive gracias a sus pequeñas tierras. Criada en el campo su espíritu es rebelde y de genio vivo. Por casualidad descubre un complot para matar al rey Luis XIV, y esconde un cofrecillo con las pruebas de la confabulación.
Años después su padre, la casa con un conde 12 años mayor que ella; un hombre muy rico, gran científico pero con una cojera y unas cicatrices que asusta a Angélica. Poco a poco, ganada por su ternura, su mente lúcida y clara y por su bella voz, Angélica despierta al amor de su marido.
La riqueza del conde, y el descubrimiento del secreto del cofrecillo, despiertan en la corte las envidias y el miedo. La vida feliz de Angélica se derrumba.


Original: Le chemin de Versailles (1958)

En la más completa miseria, y abandonada por todos, Angélica deambula por las calles de París. Allí se encuentra con Nicolás, un amigo de su niñez y con él entrará a formar parte de la Corte de los Milagros, convirtiéndose para toda el “hampa” de la ciudad en la Marquesa de los ángeles.
Después de su experiencia en una cárcel, decide cambiar de vida: recoger a sus hijos y emprender su ascenso para conseguir lo que más ansía: Ir a la corte de Versalles.


Original: Angélique et le Roi (1959)

Mediante un chantaje (el cofrecillo descubierto cuando era niña), Angélica se casa con su primo Felipe, convirtiéndose en Marquesa y entrando en la corte del Rey Sol; aunque el odio de su primo tratará de poner trabas para su ascenso en la corte, pronto es requerida por el ministro de finanzas y por el propio rey para pedirle consejos sobre varios asuntos financieros.
Poco a poco y a raíz del nacimiento de su hijo, Felipe cambia su actitud y entre ambos surgirá un amor lleno de sobresaltos y con final triste. Aunque el rey se ha prendado de ella, Angélica no puede convertirse en su amante, la sombra de su primer marido, muerto en la hoguera, se interpone entre ambos. Pero… ¿Murió de verdad Geofrey en la hoguera?


Original: Indomptable Angélique (1964)

Angélica parte a Marsella tras la pista de su marido. Ahora sabe que sobrevivió al accidente cuando lo trasladaban a prisión, después de su “muerte fingida” en la hoguera. El Rey ha prohibido que salga de París, y la sigue la policía. Aún así consigue embarcar hacia Candía, hacia donde se encamina la siguiente pista de su marido. En el camino son asaltados por el pirata El Rescator, y después un motín de los Galeotes la lleva hasta otro pirata. Ahora es una esclava.
Vendida como esclava, en una subasta, consigue escapar, para de nuevo caer en las manos del Rey de Marruecos. Allí en su harén la libertad será más difícil, pero nada consigue quebrantar su espíritu.


Original: Angélique se révolte (1961)

Escoltada por soldados, Angélica regresa a su antiguo hogar, en el Poiteau. El rey espera que se recupere y que vuelva a Versalles. Pero debe pedirle perdón públicamente. Angélica sabe que si regresa tendrá que ser amante del rey, pero el recuerdo de la muerte de Geofrey, de la que considera culpable al rey, le impide seguir su orden.
Mientras en el Poiteau los ánimos contra el la nobleza de Versalles están exaltados. Una pequeña chispa provoca la rebelión. Una noche los soldados invaden el hogar de Angélica y asesinan a su hijo pequeño. Florimond huye y Angélica se une a los rebeldes. Pronto se convertirá en el símbolo de la libertad en el Poiteau.


Original: Angélique et son amour (1961)

Angélica, la marquesa de los Ángeles, abandona La Rochelle, donde sufrió tanto, pero donde encontró su pan cotidiano. Embarcó en un extraño navío que manda un extraño pirata enmascarado. Jamás partida alguna le pareció tan decisiva. No es la primera vez que abandona el reino de Francia, pero esta vez el motivo de su salida no reside en la búsqueda desesperada del conde de Peyrac. Huye de un pasado harto doloroso, de un presente demasiado peligroso, de un porvenir demasiado incierto. Rehusó el humillante perdón concedido por Luis XIV. Dijo adiós al recuerdo de sus propios hijos. ¿Para qué sirve el recuerdo? El barco pirata se la lleva junto con la pequeña Honorina, junto con numerosos hugonotes que ha querido salvar; pero lo cierto es que se siente extranjera entre todos ellos. La travesía le reservará muchas sorpresas…


Original: Angélique et le nouveau monde (1963)

Angélica y su marido el conde de Peyrac se encuentran al fin de nuevo, después de tantos años de separación. Pero, si bien se encuentran físicamente juntos, para que su unión sea completa se precisa algo más: un puente sobre el profundo abismo del tiempo perdido, es decir, reconocer en la persona amada los rasgos tan queridos de aquella que los años transcurridos han convertido en extranjera. Angélica continúan en el Nuevo Continente su largo y peligroso viaje. Los peligros no le faltarán. Los indios iroqueses son cruelmente hostiles y los soldados del rey no ven siempre con buenos ojos al conde de Peyrac y a sus compañeros…

Original: La tentation d’Angèlique (1964)

Ni Angélica ni su esposo, el conde de Peyrac, pueden esperar, siquiera por el momento, el retorno a su patria. Quemadas las naves, el Nuevo Mundo harto lejano del Antiguo, demasiados obstáculos se lo impiden al condenado por brujería y a la hermosa rebelde contra el Rey Sol. Para ellos, como para los protestantes rocheleses que les acompañaron en su aventura, sólo existe una verdad: el ardiente trabajo en los dominios de Gouldsboro, en la Acadia francesa, ante un océano espumeante y gris. Angélica ha de conocer aún nuevas aventuras, que constituyen el presente volumen. Dramáticas aventuras, en que con frecuencia parece que va a sucumbir. Pero ¿qué invisible poder le protege? Sus enemigos afirman que tiene pacto con el diablo. Y cuando, al fin, tras largas horas, negras de horror y duelo, rojas de sangre, parece que llegó a encontrar la paz, surge un nuevo personaje que ya conoció Angélica en otros tiempos: ésa es la tentación de Angélica, la nueva y definitiva lucha entre la atracción física y el deber, el deseo y el verdadero amor.


Original: Angélique et la démone (1972)

Sin darse cuenta de su destino, Angélique ya está forjando vínculos con lo sobrenatural, vínculos que le ayudarán a sobrevivir cuando se vea expuesta a la demostración de Ambroisine Maudribourg. Ambroisine, hijo de rituales satánicos, es el amargo fruto de una relación clandestina entre Sacerdote y Poisoner, imbuido de toda la crueldad que sólo puede ser promovido por un sindicato.
Ambroisine, el depredador, trae con el toda la malevolencia del Viejo Mundo, del Reino de Francia, de la que los directores habían tratado de escapar.

Original: Angélique et le complot des ombres (1976)

Angélique y su marido, el Conde de Joffrey Peyrac, decidido a guardar silencio frente a los rumores, viajan hacia Quebec, donde los altos funcionarios del rey de Francia rumorean sobre ellos las peores calumnias. A bordo de Gouldsboro, viajan hasta el río San Lorenzo en compañía de otros cuatro buques que componen su flota, la más grande del Nuevo Mundo. El invierno está llegando, pero es el menor de los peligros. ¿Quién está tirando de las cuerdas, y por qué? ¿Son amigos o enemigos, o ambas cosas? ¿Cómo hará Angélica para que las antiguas y nuevas relaciones de amigos no afecten a la misión de hacer la paz con la administración de la Nueva Francia en Quebec?


Original: Angélique à Québec (1980)

La pareja llega por fín a territorio francés… Quebec, donde Angélica se establece en una mansión puesta a su disposición por Ville d’Avray. El invierno es muy largo en Quebec, el río San Lorenzo se congela, los barcos no pueden desplazarse hasta el mes de mayo. A Angélica le gusta la vida de la ciudad: Está rodeada por numerosos pretendientes, (como Nicolás de Bardagne, enviado por el Rey, que debe dar su opinión sobre esta mujer), por sus hijos (Florimond, Cantor, y Honorine) y por Joffrey que a menudo permancece ausente por asuntos diplomáticos… Aunque también hay numerosos prejuicios en su contra.
Ellos esperan el verano siguiente, el veredicto del Rey: indulto o no…


Original: La Victoire d´Angélique (1984)

Angélica y Joffrey están refugiados en sus tierras en un intento de muestra de la simple felicidad de la vida familiar. Pero pronto el gran pasado y su cohorte de enemigos vuelve a resurgir. Porque, aunque el Rey de Francia los ha perdonado, Angélica y Joffrey aún no están salvados. Esta vez la amenaza está más cerca de ellos y es más cara, Cantor, embajador de Peyrac en París, descubre que la conspiración destinada a sus padres tiene ramificaciones en Versalles y debe regresar de a la senda del Nuevo mundo en su ayuda.


Por fin, todo parece sonreirles, Angélica y Joffrey de Peyrac están más unidos y enamorados que nunca. Además, van a ser padres, porque Angélica lleva en su seno un hijo de Joffrey. En el curso de un viaje por Nueva Inglaterra, la pareja hace escala en Salem, ciudad de la costa atlántica, no muy distante de la puritana Boston. Angélica y Joffrey acarician ya, ciertamente, la cristalización definitiva de sus esperanzas de dicha y paz. Creen tenerlas al alcance de la mano. Sin embargo, la felicidad nunca llega a ser completa. La hora del parto llega prematuramente y Agélica da a luz a dos gemelos. Un niño y una niña alumbrados en condiciones nada seguras y cuya vida no deja de correr peligro. La fama de Salem, el pueblo donde han recalado, dista mucho de ser ejemplar. Habitan allí mujeres extrañas, a quienes sus propias convecinas llaman brujas y, en consecuencia, tratan de evitar…
La situación todavía empeora más cuando, de pronto, una nueva amenaza se cierne sobre el matrimonio: un siniestro mensajero se presenta ante ellos y les informa de que acaba de producirse la muerte del padre D´Orgival, su enemigo acérrimo. Y de esa muerte se acusa a Angélica. Todos los sueños se desintegran bruscamente. Angélica y Joffrey de Peyrac tienen que hacer frente de nuevo a la catástrofe que les acecha, aprestarse a la lucha…

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.