Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Charles Perrault – Varios Aventuras Infantil



La tímida mujer de Barba azul tentada por la prohibición de no abrir una habitación, lo hace y debe enfrentar por ello la furia de su marido.

Había una vez un gentilhombre que se casó en segundas nupcias con una mujer, la más altanera y orgullosa que jamás se haya visto. Tenía dos hijas por el estilo y que se le parecían en todo. El marido, por su lado, tenía una hija, pero de una dulzura y bondad sin par, lo había heredado de su madre que era la mejor persona del mundo.


Selección de cuentos.
Vienen con su pequeña moraleja final.
Contiene:
– La cenicienta
– La bella durmiente del bosque
– pulgarcito
– El gato con botas
– Barba azul
– Las hadas

La versión más famosa del cuento popular El gato con botas, del escritor e historiador francés Charles Perrault (1628-1703), parodia aguda de la relación entre el pueblo y la aristocracia, se presenta aquí junto a la no menos famosa e hilarante versión teatral del escritor romántico alemán Ludwig Tieck (1773-1853), que, haciendo uso de la `ironía romántica`, hace blanco jocoso en las nuevas clases artesanas y burguesas que aspiraban a dictar las normas del gusto y la política.

Hallose en un sitio encantador, donde los arroyuelos murmuraban, las flores del prado perfumaban el ambiente y los verdes árboles daban fresca sombra; y mientras estaba extasiado en la contemplación de la naturaleza, apareció a su vista una joven; y tal efecto le produjo, que creyó eran los ojos del corazón los que la miraban, no los del cuerpo. La joven era una pastora que estaba apacentando su rebaño y mientras tanto hilaba a orillas de un arroyo. Su tez era blanca, sus mejillas recordaban las rosas, sus labios el clavel, sus ojos el azul del cielo y su mirada la luz de las estrellas.
Alguien ha olvidado invitar al hada malvada a la celebración del nacimiento de la princesa, y se enfada tanto que lanza un maleficio a la pequeña ¿Quién despertará a la hermosa princesa durmiente?


Érase una viuda que tenía dos hijas, la mayor se le parecía tanto en el carácter y en el físico, que quien veía a la hija, le parecía ver a la madre. Ambas eran tan desagradables y orgullosas que no se podía vivir con ellas. La menor, verdadero retrato de su padre por su dulzura y suavidad, era además de una extrema belleza. Como por naturaleza amamos a quien se nos parece, esta madre tenía locura por su hija mayor y a la vez sentía una aversión atroz por la menor. La hacía comer en la cocina y trabajar sin cesar.
Un rey tenía una bella esposa, un castillo y riquezas, incluyendo un burro maravilloso cuyos excrementos eran de oro. Un día murió su esposa, después de hacerle prometer que no se casaría hasta que no encontrara una mujer cuya belleza y atributos igualara los suyos. Aunque el rey estaba triste le convencieron de buscar otra esposa. Se hizo evidente que la única mujer que encajaría con la promesa era su propia hija.

Pulgarcito, los guijarros blancos y las migas de pan, el ogro que se muere por la carne fresca, las botas de siete leguas… El cuento más conocido de Charles Perrault forma parte del imaginario de pequeños y grandes desde mucho tiempo atrás.


Había una vez una reina que dio a luz un hijo tan feo y tan contrahecho que mucho se dudó si tendría forma humana. Un hada, que asistió a su nacimiento, aseguró que el niño no dejaría de tener gracia pues sería muy inteligente, y agregó que en virtud del don que acababa de concederle él podría darle tanta inteligencia como la propia a la persona que más quisiera.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.