Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Corin Tellado – Varios Contemporanea

La extremada sensibilidad de Susana Rico, apenas si se apreció en aquel instante en su bellísimo rostro. Sólo un buen observador hubiera notado, no ya su gran desconcierto, sino su dolor íntimo, agudo e indescriptible. Juan Campos era un buen observador, pero, la verdad, le pasó inadvertido el dolor de Susana.
Ambos se hallaban en el andén. El tren ya estaba formado y apenas si faltaban diez minutos para su salida hacia Madrid. Las gentes se movían de un lado a otro. Los más formaban grupos, despidiendo al que se iba. Juan y ella solos, casi mudos, huyendo ambos de sus mutuas miradas. Se diría que él se sentía mezquino y ella serena. Era la primera vez, desde que se conocían, que no eran sinceros el uno con el otro. Ella, por su orgullo herido; él, por egoísmo. Ella, por amarle demasiado; él, por considerar necesario ahogar los sentimientos para afianzar su vida material.
El día anterior le había dicho: «Susana, necesito marchar de aquí. Como simple abogado, jamás lograré un porvenir. Voy a presentarme a unas oposiciones a notaría». Ella creyó que el mundo se deslizaba bajo sus pies, y que la vida no tenía ya aliciente alguno. Pero estaba allí, viva, doblegando su dolor. Sonriendo, como si nada ocurriera.

 

Lucía se lo contó. La conocía demasiado para pasarle inadvertida la actitud preocupada de Isabel.
No era comunicativa. Lucía se veía y deseaba para sacar de su joven discípula una charla de diez minutos seguidos. Isabel era una soñadora, una bonita sentimental, pero nunca una habladora.
Aquella tarde, Isabel atravesó el valle y se dirigió a la pequeña casita de Lucía.
En Trobajo del Camino las casitas eran todas muy parecidas. Plantas bajas, un patio por la puerta de atrás de la casa, con un pozo, un diminuto corral y una tapia de ladrillo separando una de otro. Todas se alineaban en la parte llana del valle. El sol caía de plano. En julio y agosto era difícil soportar el tremendo sofoco. Isabel ya estaba habituada. Morena de rostro, roja su abundante cabellera, verdes los ojos, gentil y joven, resultaba una bella muchacha en aquel pobre pueblecito de seres humildes.

 

Sofía y Jerry se hicieron novios casi sin darse cuenta. Sus padres eran íntimos amigos y, entre comidas y reuniones familiares, lograron que sus respectivos hijos empezaran a salir. Después de cinco años, y sin salir nunca de aquella pequeña ciudad que era Helena, Sofía dudaba de su amor por Jerry. Quería conocer mundo y le plantea a sus padres que se quiere ir un tiempo antes de casarse con su novio de toda la vida. Así es como Sofía una mañana, y después de cortar con Jerry, inicia una nueva vida en Chicago …

 

Nadie tenía la culpa de lo que le ocurría a ella. Aquella mañana, cuando el avión despegó del aeropuerto de Londres, era algo helada. Pero un radiante sol salido por alguna esquina del firmamento iluminaba parte de la ventanilla junto a la cual se sentaba aquel hombre… Anne Lewis dijo con voz monótona, la de todos los días: ….

Curk Hayward es un joven millonario prometido por razones familiares y financieras a una chica de su mismo nivel social. Su destino parece inalterable. Pero se encuentra con Evora Brown y comienzan las dudas.
Ella es una muchacha sencilla, apacible, que sabe dar sin pedir nada a cambio. Curk entabla una relación con Evora que dará mucho que hablar y pondrá en peligro la reputación y los planes de ambos.
Dexie Manson ha vivido siempre en Albany con sus tíos, que la adoptaron al morir sus padres. Ahora, terminados los estudios, quiere ganarse la vida por sí misma y decide trasladarse a Boston, al apartamento de su vieja amiga Melina. Ésta, rubia y despampanante, trabaja como modelo y desde hace tiempo sale con Carl. Un día, por pura casualidad, Dexie se encuentra con Carl a solas en el apartamento. Él queda deslumbrado y, pese a la belleza de Melina, no vacila en abandonarla y en empezar a acosar a Dexie.
el Hayes era una chica ingenua que creía firmementeen el amor. Su amiga Belle, que era una escéptica en cuestiones amorosas, le advirtió desde que Bel le dijo que estaba enamorada de Paul Kelson. Desde el día que entró en la agencia de publicidad donde Bel trabajaba se hicieron inseparables. Paul estaba en Dublín de vacaciones y eso era lo único que Bel sabia de él. Cuando Paul desaparece un día, ella queda destrozada y se propone sacar una plaza de maestra para el pueblo donde vive Paul… Cuando desciende del tren, Lewis Morton el hijo de la persona más influyente del pueblo, está esperándola y enseguida surge entre ellos una buena química…
Christel y Erich habían sido educados prácticamente como hermanos. Había sido aquella familiaridad la que había permitido a Christel ocultar la verdadera naturaleza de sus sentimientos por Erich, sentimientos que Christel había intentado ahogar, sin éxito, para, al final, luchar porque fuesen correspondidos, aunque sus intentos habían sido infructuosos. Ella ha sabido esconder su amor por Erich tras la estrecha relación de amistad que les une, pero su instinto de mujer enamorada aflorará a ella cuando Raisa Kukekova con su misterio y magnetismo irrumpa en la vida de ambos.
Cristina le consideraba su mejor amigo, el muchacho con quien más confianza podía tener, su mayor y más valiosa amistad. Era incapaz de asociarlo a la más cercana o remota idea de un sentimiento distinto. Pero le necesitaba… ante el dilema —que ella misma se había impuesto— de casarse con un hombre al que no amaba, sólo porque había tenido intimidad con él.
César Martínez es un médico vocacional que vive dedicado a sus pacientes, en una consulta que atienden él, y su enfermera Ana María, una joven dispuesta y muy joven que observa cada día la crispación y el cansancio de su jefe por la incomprensión de Maruja, su mujer, una persona frívola y ambiciosa que tiene abandonado a su marido y a su hija, y que sólo vive para las fiestas en sociedad …
 
El hastío y el cansancio se apoderan de la mente de César que cada día se siente más solo y más incomprendido…
Sofía y Pachi no pensaban que algo pudiera enturbiar la paz y la dicha de su matrimonio. De pronto los dos se daban cuenta de que todo empezaba a ir mal, de que nada era como antes. No sabían qué ocurría y eso estaba a punto de acabar con su felicidad. Por suerte, Sofía logró encontrar la clave…

Alexandra, una joven psicóloga divorciada, no podía creer que aquel apuesto muchacho llamado Pablo era la persona que le enviaba la Oficina de Empleo para atender a su desesperada solicitud de una «chica para todo». Pero a pesar de su sorpresa y disgusto inicial, Pablo resulta ser un compañero tierno y alegre para su hijo y su perro, además de atender las tareas de la casa con auténtica destreza. Muy pronto la casa se llena de vida y un ritmo familiar envuelve de felicidad a todos. Mientras, Alexandra se ocupa de los pacientes en su consulta, recupera su vida social y sale a menudo con Enrique, un abogado que quiere casarse con ella.

Poco a poco, la naturalidad y la ternura de Pablo van haciéndose un sitio en el corazón de Alexandra. Más allá de la relación profesional que les une, ambos se ven desbordados por una atracción que traspasa todas las barreras sociales y culturales. Alexandra sabe que tarde o temprano deberá decidir entre continuar su relación con Enrique o dejarse llevar por la pasión que siente por Pablo y asumir las consecuencias…

Prólogo de Rosa Villacastín. Corín Tellado, cuyas novelas hicieron soñar a más de cuatrocientos millones de lectoras de España y Latinoamérica, fue tejiendo, con esmero, su obra a lo largo de cincuenta y ocho años. Este libro, que reúne cuatro de sus mejores novelas, rinde homenaje a una de las escritoras más queridas por varias generaciones de mujeres. Pero también es un homenaje a sus lectoras, que disfrutaron y se emocionaron con sus historias de amor. Las novelas que integran Desde el corazón demuestran que Corín estaba atenta a la evolución de la mujer en la sociedad. Pero pese a los cambios, las mujeres continuaron luchando por su felicidad, y eso ella lo sabía. Porque Corín Tellado siempre escribió desde el corazón.
 
Su vida entera iba a ser distinta
 

La traición de su novia dejó a Rock Lake destrozado, pero a pesar de eso, aún se sentía subyugado por la pasión que ella le inspiraba. Desesperado, buscó consuelo en Mónica Hamilton, su amiga de toda la vida. Solo ella podía mantenerlo alejado de la fascinación de la mujer infiel.

La propuesta de matrimonio de Rock puso a Mónica contra la pared. Sabía que Rock no la amaba, que sólo quería utilizarla como medio de defensa. Pero ella lo había amado desde que era tan solo una adolescente, y sabía que no podía negarle a nada.

Aceptaría a Rock, aunque él amara a otra.

Begoña lo tenía todo: dinero, caprichos, belleza… pero no conocía elcalor de un hogar ni la ternura familiar, hasta que un desconocido llegaa su vida de forma misteriosa y a hurtadillas. Poco a poco se convierteen una presencia constante… ¿encontrará él lo que está buscando aún sinsaberlo? Las dudas también perseguirán a la protagonista hasta elfinal.

 
Don Álvaro Gil y don Javier Hermes planean el casamiento de sus nietos, Beatriz y Javier. Todo parece ir según lo planeado hasta el día que Beatriz se siente humillada por una conversación que escucha entre su novio y su amigo Ignacio Varela. Esto cambia el rumbo de sus vidas. Beatriz deja plantado a Javier, se marcha y, cuando vuelve, está dispuesta a vengarse…
 
Lo primero que apetece preguntar a Corín Tellado es dónde demonios se encuentra un hombre parecido a los 5.000 que ella ha inventado, uno por novela y por semana, si no más, en los últimos 50años, todos altos, guapos y genéticamente dotados con las virtudes que se suponen propias de la virilidad mejor entendida. A saber: fuerza, determinación, inteligencia, ambición, anchas espaldas, prometedora cuenta corriente y asombrosa facilidad para el amor eterno, una vez localizada la mujer adecuada y superadas las dificultades que empiezan en la primera página y se resuelven en la última.
 
Lorna Jayston, viuda, hermosa y joven todavía, tuvo por primera vez la secreta intuición de que se casaría de nuevo, de que, pese al recuerdo entrañable de su marido, la vida le ofrecía de nuevo una perspectiva de felicidad.
Pero Lorna era madre de una seductora muchacha con arrolladora personalidad y radiante, irresistible belleza. Y esto podía cambiarlo todo… aunque no hasta el punto que temiera Lorna.
 
El padre de mis sobrinos: «“Álvaro, no sé si debo decírtelo… Además de sacerdote, eres mi hermano, y tengo miedo que enjuicies todo cuanto tengo que decirte. No sé cómo empezó esto, ni cuándo. Sé que pequé. Al menos con mi corazón, con la mente, con mis ansiedades reprimidas… sí.
Te escribí alguna vez desde que estoy en casa de nuestro cuñado. Pero nunca te dije lo que me ocurría”»

Clara Santelmo, una jovencita de 17 años muy inocente, vive su vida con gran pasión e ingenuidad, sus padres muy afligidos porque ella no aprueba los exámenes del colegio deciden internarla en un colegio por 2 años hasta que apruebe.

Juan, vecino y padrino del hermano de Clara, ve crecer a su pequeña vecina a la cual quiere como una hermanita. Juan es un hombre al cual le gusta salir y divertirse con sus “amiguitas” sin compromiso alguno.

A su regreso Clara, ya es toda una mujer, con convicciones muy rectas.

Cuando Juan y Clara se encuentran, hay una cierta afinidad entre ellos, que no quieren reconocer… Él por no aceptar un compromiso y ella porque desaprueba el proceder de Juan con su amiga Paula.

 
Amy acaba de llegar de su luna de miel. Es la esposa de Lex Morley. Se encuentran estacionados enfrente de casa de los padres de Amy. En silencio, sin hablar. Seguramente que Lex la creía aún durmiendo. Pero ella solo pensaba. Todo se había consumado. Todo. Hasta la desilusión de Amy. ¿Desilusión? ¿Qué era en realidad la desilusión? ¿Aquel vacío que sentía ella dentro de sí? ¿Aquel desgarrador dolor?


¿Vencerá su amor todas las dificultades? Desde hace año y medio Yuri Hargitay trabaja como señorita de compañía de mistress Mildred. Rock Kaish, el hijo de mistress Mildred, no percibe su presencia. Pero por casualidad Rock encuentra a Yuri en una situación que podíamos definir como comprometida.
Desde aquel día Rock empezó a sentirse poderosamente atraído por Yuri. Pero entre ellos se abre un gran abismo: la madre de Rock y la posición social.

 
Bun nunca pudo sospechar que pudieran ser tan crueles con ella, que la humillaran tanto y que le quitaran todas las ganas de vivir. Pero ella trabajaría, lucharía, aunque su empeño se quedara en nada. Y trataría de olvidar el amor que dejaba en aquella casa.
 

Estás casado con otra:
“ —¿No eres muy amiga suya?
—No creo que exista una mujer que pueda considerarse amiga entrañable de Daniel Osma del Olmo —dijo, rotunda, recuperando su sangre fría—. Lo que pasa es que tiene absoluta confianza en mí.
—¿Conoces la historia del doctor Osma?
—No… mucho.
Y era verdad.
Conocía a Beatriz del Olmo, madre de Daniel. Conocía a su hijo Rafa y conocía a Daniel Osma… Pero jamás se había inmiscuido en su vida privada. Y cuando sus compañeras mencionaban en voz baja aquel asunto, ella procuraba eludirlo.
—Es casado…”

 

El hombre quedóse pensativo, con las manos temblorosas cruzadas en la mesa, y los ojos fijos en la ansiosa chiquilla.

 Memi pensó: «Va a decirme que soy la excéntrica millonaria. Que sus reporteros han metido las narices donde no debían, y que en adelante no se ocupará de mí, dejándome hacer lo que me venga en gana…»

Entretanto Kid Mescall, sin dejar de contemplar el rostro ideal, no hacía por recordar nada, puesto que, además de tenerlo todo bien presente, no le quedaba tiempo para ello, teniendo ante sí aquella carita de rasgos delicados y el cuerpo estupendo de diosa pagana… Porque a sus ojos, Memi Kassins resultaba una mujer fantástica, con belleza un algo sensual, y expresión de niña ingenua… Dos cosas contradictorias, se dijo Kid con su «lengua pequeña», pero sin embargo no rectificó porque las creyó acertadas.

Anne siente que tiene el mundo bajo sus pies, vive ajena a los sufrimientos de quienes la rodean, y no muestra ni una pizca de sensibilidad. No hay nada que se le ponga por delante y siempre consigue lo que quiere, ante la preocupada mirada de sus padres, que no saben qué hacer con esa chica altiva y orgullosa. Algo inesperado cambia su vida bruscamente … Esta historia se desarrolla en una familia rica y aristocrática, en un ambiente de lujo y poder, a caballo entre Londres y Nueva York …

 


Si adoras las novelas románticas, tienes que leer Inolvidables historias de amor, un libro de colección con cinco maravillosas novelas de Corín Tellado que, sin duda, tocará las fibras de tu corazón.

Disfruta los relatos de María, Laura, Hayley, Belén y Eva, cinco extraordinarias mujeres como tú, que luchan para encontrarse cara a cara con el verdadero amor. Ellas están dispuestas a todo, incluso cambiar de identidad… ¿Lograrán conquistar al hombre de sus sueños?

Vive a flor de piel el amor, el deseo y la intriga con Inolvidables historias de amor, y sé parte de las millones de mujeres que han soñado por generaciones junto a Corín Tellado

Inquietudes:
“—Dice en la carta —apuntó Bernardina— que vayamos a esperarlo a la estación.
—Es muy gracioso —rezongó Petra—. Por mi parte no andaré por esos caminos a estas horas. —Consultó el reloj—. Son las diez y media de la noche. He de guardar las apariencias y librarme del qué dirán. He dicho.
—Muy bien. ¿Qué solución has encontrado tú, Bernardina? —preguntó Leonor.
—Hablarle claro.
—Me parece muy bien. ¿Quién le hablará?
Una a una fueron mirando a Esteban. Este carraspeó, movió su barbilla de chivo y se caló los lentes. La peor parte siempre se la daban a él.
Esperó.
—Sí —dijo la esposa—. Será mejor que cuando llegue, le hables tú, Esteban. Como jefe de familia…”

 



El día de su boda Leila decide que no puede continuar con Stephen. Leila no es capaz de perdonar a Stephen sus encuentros de los jueves. Era como empezar a vivir de nuevo, como si no existiera el sagrado lazo del matrimonio, cuya cruz había formado el padre Andrés sobre su frente aquella mañana, y por medio de la cual la libraba del pecado cometido. Más, para un espíritu escrupuloso como el de Leila, para una conciencia limpia como la suya, aquel lazo matrimonial no había sido suficiente. ¿Los volverá a reunir el destino?

 

Maria Josefa Cruz o Pitusa como le llaman sus amigos acaba de terminar el bachiller y decide entrar en la Universidad. Allí conocerá a Ángel Portillo, profesor de Matemáticas.



Verónica, de perfecto perfil helénico. Es realmente muy bella. Los suaves cabellos ondulados azulean de puro negros, negrísimas son las cejas y las pestañas, igual que las pupilas de profunda mirada ardiente; las mejillas de una palidez mate y sana, y la boca jugosa, dulce y fresca como un esplendido y maduro fruto tropical. Todo en ella da una sensación de dominio, de fuego, de pasión; desde sus suaves movimientos, llenos de exquisita voluptuosidad, hasta la altiva gracia con que se yergue su cabeza. Monsieur Belot, su expresión es tan dura, tan agresiva, que el cumplido toma un aire de desafío, de reto; pero monsieur Belot parece estar en el mejor de los mundos… y sonríe…



Los padres de cada uno de ellos ha decido este matrimonio, ellos solo se conocen de niños y se han visto por fotos.
Se casan por poderes y ella viaja a México donde él vive desde hace 10 años. ¿Se podrán enamorar después de haberse casado? ¿Se aman? ¿Serán felices?


Cuando su padre abandonó el hogar, Anita tenía ocho años. Quedó traumatizada, encerrada en sí misma. La obsesión del padre la indujo a querer a Carlos Guzmán, un hombre mayor, que enamoraba jovencitas para sentirse joven. Por suerte para ella, Basil, hijo de Carlos, la sacó de esta confusión y la volvió a la realidad. Basil la amaba, y ella encontró en él lo que Carlos no le podía dar…



Greg era un joven campesino que, a base de voluntad y esfuerzo, consiguió construir un pequeño imperio. Lo tenía todo, excepto una mujer a su gusto; y pensó que para conseguirla solo era cuestión de imponer su poder. Nada se le resistía. Pero tropezó con Peggy, una joven muchacha rebelde y de fuerte personalidad, dispuesta a vengarse de la humillante situación a la que Greg la tenía sometida, y a luchar por recuperar lo que injustamente le habían arrebatado.

 

Mi marido y yo:
“—Pues es interesante que un hombre así nos siga en silencio, en muda contemplación.
—Te lo regalo.
—Yo no le, gusto. Ya ves que ni siquiera me miró. ¿Y te fijaste? Es un hombre interesante, dentro de su misma vulgaridad. Nunca vi ojos más claros, ni semblante más serio. Es un… tipo digno de tener en cuenta. ¿No lo conoces de nada? ¿Nunca lo has visto hasta que decidió perseguirte?
—Nunca.
—¿Te has fijado en el solitario que lucía en un dedo? Cielos, era un brillante de un montón de quilates. Debe de ser multimillonario.
—Que se lo coma todo.”

 


Alan Milland, hombre no muy alto, de facciones muy acusadas, cerrado de barba, aunque ésta correctamente rasurada, no podría decirse que pasaba por un Adonis ni mucho menos. Pero Alan tenía algo, Personalidad, firmeza en su voz y en su mirada azul. Los cabellos de un rubio bronco, casi rojizo, y la tez más bien morena, resultaba francamente atractivo sin ser guapo. Le faltaba una buena estatura, aunque la realidad era que podía pasar por un hombre de estatura normal. Andrea Adams, con aquel cabello castaño leonado, aquellos ojos inmensamente grises, casi como dos gotas de agua, en la morenura mate de su piel, y aquel andar elegante, y aquel aire de princesa de incógnito, le tenía completamente cautivado.

 

 Actualizacion!!!

Nita, una bella joven a la que no le faltan pretendientes, lleva una vida tranquila junto a su madre y a un muchacho, llamado Kaden, adoptado por la familia. La llegada de unas misteriosas cartas cambiará su modo de pensar.
El amor se encuentra siempre más cerca de lo que creemos…

MTC – El Mundo de Corín Tellado MTC surge en la nueva era digital con el fin de que todos aquellos que son o serán hispanohablantes puedan conocer y disfrutar del mayor legado de obras escritas por un autor en nuestra lengua. Corín Tellado es las escritora en español más prolífica de nuestra historia, con mas de 4000 títulos publicados y 400 millones de copias vendidas a lo largo de sus más de 50 años como escritora. Desde los inicios de su carrera y a lo largo de los años, Corín Tellado fue creando su propio mundo que reflejaba en cada una de sus novelas… y eso es MTC.



La experiencia de una mujer que, sin saberlo, estaba enamorada de alguien ante cuya sola presencia sentía siempre una vaga sensación de malestar… porque su mirada era como fuego en su carne.
La pasión, la ternura y el amor, como elementos que sitúan este relato en la mejor tradición de la auténtica “vuelo” «rosa».


Victoria Rendle disfrutaba de unos días de descanso alejada de las complicaciones que habían hecho aparición en su vida a raíz de su primer gran éxito como novelista. En poco tiempo había dejado de ser una joven promesa para convertirse en una escritora consagrada. Santiago Arqués era un hombre alto y fuerte, de mentón decidido y rasgos angulosos. Pese a estar perfectamente afeitado, se podía intuir que tenía una barba poblada y oscura, como su ondulado cabello, que llevaba más corto por el cuello y algo más largo, aunque muy cuidado, en la parte superior de la cabeza.

 

Segunda parte de la serie “Cartas robadas” de Corín Tellado: No me culpes a mí. Merle ha contraído matrimonio con Rex hace apenas dos meses, pero las cosas no marchan como esperaba. Tal como le confiesa a su amiga Irma a la vuelta de la luna de miel, Merle se ha dado cuenta de que comparte muy poco con su nuevo marido. Sólo la atracción física, si acaso. De manera que más que su esposa, ella viene a ser como una amante para él. Y eso la inquieta y la defrauda. Por si fuera poco, un antiguo novio sin escrúpulos reaparece ahora en su vida y la amenaza con airear unas cartas muy compremetedoras a menos que le entregue cinco mil dólares…


Tres meses antes de casarse, cuando todo les sonreía, un accidente laboral le dejó sin vista. Chema, ingeniero de Caminos, no quería ser un peso muerto en la vida de Nina y prefirió «eliminarse» para que ella se alejara y se sintiera libre. Ella marchó a Londres. Él, tras una odisea de clínicas e intentos, al fin recuperó la vista. Tres años después, ella regresa a la ciudad, aunque casada…

 


Ella formaba parte de esa legión de mujeres resueltas que jamás creyeron que el matrimonio fuese una meta… hasta que el azar —o el capricho— la situó ante una decisiva encrucijada.

 

Actualizacion!!!

Un día Meli tuvo que hacer frente a un cambio en su vida nada fácil para ella. Sus padres murieron y, esta joven de familia acomodada, se quedó en la calle por culpa de la traición del desalmado “Administrador” de su padre, a quien jura venganza. Frank, un “aviador rubio con unos ojos verdes como las aguas de un lago”, está enamorado de Meli desde el verano pasado y le propone que sea su esposa. Tras enterarse de que el aparentemente joven de bien, vive una vida desgraciada desde que su padre muriera y su “Administrador” se casara con su madre, Meli acepta. ¿Demasiadas coincidencias?

 


Para el mujeriego Hung Wake, Susana era solo su eficiente secretaria, que lo libraba de sus compromisos sentimentales…
Cuando entró, vio que la tienda pequeña, pero lujosa. Susana, muy a la moda, con su pelo peinado en capas, estaba detrás del mostrador. Solo sonrió.
Desde ese día, Hung Wake llegaba a ver a Susana antes de que ella cerrara la tienda y se iban caminando hasta la casa de Moira. Reían y conversaban como dos buenos amigos. Así fueron conociéndose más y más. Ella lo amaba, pero jamás le hizo una insinuación.



Historia incluida en el dueto “Otra mujer en su vida / Se casó con otra”
Betty le había confesado a su hermana que estaba profundamente enamorada de Len, que si no se casaba con él no sería de otro. Pero hasta después de su matrimonio no supo que ellos se amaban y que Helen le exigió a Len se celebrara el enlace para que su hermana pudiera ser feliz. Conoció la verdad demasiado tarde… cuando ella no sabía cómo poner remedio a la situación. Y su innata rebeldía chocaba con el carácter enérgico de un hombre que se rendía a sus encantos…

 

MTC – El Mundo de Corín Tellado MTC surge en la nueva era digital con el fin de que todos aquellos que son o serán hispanohablantes puedan conocer y disfrutar del mayor legado de obras escritas por un autor en nuestra lengua. Corín Tellado es las escritora en español más prolífica de nuestra historia, con mas de 4000 títulos publicados y 400 millones de copias vendidas a lo largo de sus más de 50 años como escritora. Desde los inicios de su carrera y a lo largo de los años, Corín Tellado fue creando su propio mundo que reflejaba en cada una de sus novelas… y eso es MTC.

 

Lawrence Cronwell elevó los ojos y los fijó en el rostro tirante de Clint Smith. Hubo como un destello en los ojos de ambos. Sonó un golpe en la puerta.
La voz de Clint sonó rara, casi cortante, como si afilara el aire.
 
—No dejes entrar a nadie.
 

Lawrence se agitó. Dentro de su bata blanca, daba la sensación de que su inmensa altura no menguaba.

 


Sophia Wood se sentia avergonzada… por circunstancias dificiles de su vida, se habia visto obligada a participar en un engaño.
Habían pasado dos semanas. Law Baker se detuvo ante una casa sencilla. ¿Qué iba a decirle a Sophia?
No lo sabía en realidad, pero se sentía ansioso, pues iba a penetrar en el mundo íntimo de la mujer que amaba. Sí, esa era la verdad: se había enamorado de Sophia, quien no era rica ni pertenecía a su clase social. Solo tenía su belleza y la pureza de sus ojos melancólicos.
Tocó en la puerta y…



Lo que parecía un viaje de rutina cambió del todo sus vidas. Ella viajaba para casarse con Frank, socio de Freddy. Este regresaba a Miami en su avioneta, como hacía todos los meses. Salieron de Nueva York temprano, pero la avioneta tuvo un fallo y cayó al mar. Como por milagro se salvaron. Solos en un islote, aprendieron a sobrevivir, a conocerse, a amarse, pero sin poder planificar su futuro…

 

Actualizacion!!!

¿Qué hacemos tú y yo casados?: “Franca se plantó delante de Mario, como si no oyese a Ivo.
   —Anissa está sola. Más sola que un palo de teléfonos. ¿No es cierto? Yo soy su amiga. Su mejor amiga, por supuesto, y mil veces en estos meses, le insinué qué clase de persona era Carlo. Pero Anissa no me entendió. Yo no me atreví a meterme en más honduras. Pero Mario es distinto. Anissa está metida aquí todo el día. No puede vivir sin Mario. Le pide consejo para todo. ¿No es cierto, Mario?
Mario dio una cabezadita asintiendo. Y en voz alta, una voz ronca y rara, manifestó.
   —Pero eso no significa que Anissa esté dispuesta a creer lo que vosotros pensáis. ¿Por qué no ha de quererla Carlo Vinco?”

Aquella mañana del 21 de junio, Mary recorrió la calle Alcalá con más rabia que placer. Hacía un calor sofocante. El sol, con su rostro redondo, parecía burlarse de todo transeúnte que, fatigoso cruzaba apresurado la calzada. Mary salió de la RENFE con el billete en su poder, y pisó la calle tomando dirección al Retiro, donde esperaba hallar la tranquilidad espiritual que precisaba para calmar los nervios, que aquella mañana se sentían a flor de piel, tensos, agudos, pareciendo salir del cuerpo y clavarse como pinchos. —¡Mary! Volvióse en redondo, y una sonrisita de felicidad iluminó el rostro que momentos antes mostraba sólo amargura. —i Sole! ¡ Qué alegría, chiquilla! Un abrazo, seguido de la risa franca de ambas. —¿Y el veraneo? — preguntó Sole, mirándola con picardía—. ¿Cuándo marchas a Gijón, con tus hermanos? Vengo del colegio, y allí me han dicho que habías salido. Mary le mostró los billetes. —Vengo de la RENFE. Salgo el día treinta. ¡Me tar da más…! La otra la miró dudosa. —¿De veras, lo dices? ¿Tan mal van tus asuntos sentimentales? —¿Crees que me voy por eso? —Sé que no. Tu familia te reclama. —No guasees, que es así. —Si no lo dudo, querida. Pero lo de Pepe… El rostro exótico de Mary tuvo una contracción

“Aquel verano llovía poco (cosa rara en Gijón) y el calor regularmente se mantenía por encima de los veinte grados, lo que tampoco era frecuente. El termómetro situado en el Muro, ante la preciosa playa de San Lorenzo, a ciertas horas del día, incluso, cosa insólita, marcaba veinticinco grados, lo que hacía que los veraneantes (abundantes en el mes de agosto en la preciosa ciudad costera de Asturias) se pasaran el día entero en la playa, o en cualquier cala cercana de la costa, dado que en los alrededores de Gijón existen abundantes playitas bordeadas de acantilados en lugares de verdadero ensueño.
Pero pese a todo esto y al calor que apretaba, Chana y Belén Vilar no se hallaban ni en la playa de San Lorenzo ni en La Ñora o la playa España, pongo por caso.
Era sábado y ninguna de ambas hermanas trabajaba aquella tarde, por lo que se habían citado en la cafetería Auseva, ubicada en la plaza de Begoña, a las once en punto de la mañana.”


Historia incluida en el dueto “Otra mujer en su vida / Se casó con otra”
Kerry se preguntaba angustiada por qué Eddy la había dejado a ella para casarse con su hermana… cuando decía quererla tanto. Y Eddy trataba de convencerse de que nunca deseó la muerte de su esposa. Quería a Kerry sí, pero temía que ella le dominara. Un amor frustrado atormentaba a aquellos dos seres.


Millie Koufax era todo lo que Oscar Duke nunca sería… ¿era por eso que la deseaba?
La joven huérfana era pupila de los padres de Oscar, y prácticamente vivía en su casa. Para Oscar era una tortura tenerla todo el día rondando alrededor de él, pero no tenía más remedio que soportarlo. Era la mejor amiga de su hermana Judy y por lo que podía ver se entendía muy bien con su hermano menor Sandy.
¿Tendría Oscar el valor de declararle su amor? ¿Cómo se lo tomaría ella si lo hiciera?
Millie no daba ningún indicio de estar interesada en él.
¿Debería arriesgarse? Descúbranlo en esta apasionante historia de Corín Tellado… la dama de la novela romántica por excelencia.


Uni Ñau tras ser abandonada por su marido y morir sus padres, se va de su ciudad natal. Después de casi cinco años, se encuentra con su marido que lleva tiempo buscándola para enmendar su error. Uni tiene su trabajo, un gran secreto por esconder y ninguna intención de modificar su vida porque haya parecido Marcel.



Karan Nilsson tiene 21 años, es enfermera titulada y carece de parientes. Durante mucho tiempo ha convivido con su amiga Doris, pero ésta se dispone a contraer matrimonio y Karan decide dejar la ciudad y aceptar un empleo en Springfield. No puede confesarle a Doris que el hombre con que va a casarse ha estado acosándola en secreto… En Springfield, Karan debe cuidar a Glenn Newley, un viejo granjero que posee la mayor hacienda de todo el estado de Illinois. Newley no tiene hijos, pero sí un sobrino que heredará toda su fortuna. Su nombre es Rock Waltan; sus modales, como Karan comprueba enseguida, son los de un perfecto grosero.


Dos hermanos gemelos, uno bueno el otro no tanto. ¿De cual estaba enamorada ella? ¿Del que parecía bueno o del que no? Ella una señorita de su casa y los gemelos unos sinvergüenzas con las mujeres, ¿Qué podía resultar de eso?

 

Liv era una mujer decidida, segura de sí misma, emancipada y moderna. Se buscó a sí misma en una aventura galante y sólo consiguió una experiencia sin consecuencias, porque él no fue bastante experto para despertar la pasión que dormía en su corazón.
Cuantos la conocían se enamoraban de ella: su jefe, su vecino Rex, el pintor bohemio y de acusada personalidad. Pero Liv buscaba algo más que el sexo para unirse a un hombre.



Historia incluida en el dueto “Déjame contártelo / Timidez y amor”
A sus dieciocho años, llevaba en sus labios el fuego del primer beso, como recuerdo inolvidable de su peregrina idea de visitar un país con el exclusivo propósito de buscar marido. Alguien que era, ni más ni menos, el hombre que codiciarían todas las chicas del mundo… Un relato de amor y juventud, es un sugestivo y apasionante marco.



La familia de Katia Greenshaw, que fue ilustre y adinerada, pasa por un momento financiero muy crítico. Por ello, la joven decide ponerse a trabajar como camarera en un night-club de los bajos fondos. Cambia su nombre y piensa que nadie la reconocerá, pero se encuentra con Paul Harris, un pérfido aunque atractivo hombre que descubrirá su situación e intentará aprovecharse de lo que sabe.

 

Pero ya tiene veintitrés años. —Julio. por el amor de Dios, hijo mío, hoy en día una muchacha, a los veintetrés años, es una jovencita. — Te digo, madre. —Y yo te digo, hijo, que Berta no es una solterona. Julio Torralba descargó un fuerte puñetazo sobre la mesa y vociferó con voz espasmódica: — A este paso lo será muy pronto, y yo te digo que no quiero tener una hija solterona. ¡Mi única hija! Por mil demonios que no. Dora Aguirre, viuda de Torralba, no pareció inmutarse. Era una mujer de más de setenta y cinco años, pero se mantenía erguida y firme, y su blanca y venerable cabeza se alzaba con arrogancia.

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.