Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Elizabeth August – Varias Contemporanea



El Nada más ver a Lisa Gray, la cabeza de Slade Logan se llenó de recuerdos. Dos años antes habían vivido un romance, pero un fuerte sentimiento de culpabilidad le había impedido a Slade compartir su vida con ella. Sin embargo, desde entonces, Lisa no se había sentido sola precisamente: una parte de él había permanecido con ella, puesto que tenía un hijo suyo.
Un día que Lisa vio la muerte de cerca, se dio cuenta de que el pequeño necesitaba a su padre… aunque Slade no la necesitara a ella. Por eso cuando su antiguo amante le pidió que se casaran, ella estaba convencida de que lo hacía por el bien del niño. El caso era que algo parecía cambiar en los duros rasgos de Slade cada vez que miraba a Lisa y a su hijo. ¿Estaría dispuesto a hacer sitio para los dos en su maltrecho corazón?



Ellen Reese iba a casarse con el que ella pensaba era don Perfecto. Pero se lo pensó mejor, e hizo un viaje que iba a cambiar su vida. ¡Quién iba a pensar que una ventisca la iba a dejar incomunicada junto a un hombre que no conocía que era la antítesis de su novio!Peter Whitley, un hombre alto, fuerte e irresistible no podía creerse su buena fortuna. Ellen Reese era la mujer más deseable que había visto en su vida. Pero era un hombre de principios y nunca intentaba nada con una mujer que estaba comprometida con otro. A menos que estuvieran a punto de romper…

Cuando Wolf O’Malley volvió al pueblo tras seis misteriosos años de ausencia, se sintió irresistiblemente atraído por su amiga de la infancia, Sarita López. Su instinto protector se agudizó cuando descubrió que el pretendiente de la joven ansiaba más sus tierras que a ella. Sólo había una manera de convencer a Sarita de que se olvidara de aquel hombre y se convirtiera en la señora O’Malley: tendría que desnudar su alma ante la mujer a la que realmente amaba. Porque, cuando todos los secretos fueran revelados, ¡no sería precisamente la tierra sin lo que Wolf no podría vivir!

¿Existía un plan para emparejarla con aquel hombre? Gwen Murphy, la que en otro tiempo fue la chiquilla del rancho vecino, le debía un favor a la apache Halcón de la Mañana, pero utilizar sus habilidades como investigadora para encontrarle novia a su nieto… y tener que vivir en su casa era demasiado. Y era demasiado sobre todo porque Jess Logan llevaba años despertando en ella sentimientos que no deseaba: era demasiado masculino. Una vez que estuvo bajo el mismo techo que Jess, Gwen hizo todo lo que pudo para buscarle esposa, ¿o no? Porque lo cierto era que, desde que estaba allí, se había dado cuenta de que su corazón podría volver a sentirse pleno; solo tenía que encontrar el coraje para dejarse llevar…



En la oscuridad de la noche, Lance Grayson llevó a cabo la misión de rescate más importante de toda su vida. y cumplió su cometido a la perfección. Aunque la princesa Victoria de Thortonburg todavía estaba aturdida después de la terrible experiencia, su belleza era impresionante… Y era lo bastante inteligente como para preguntarse adónde la estaba llevando su salvador. Tendría que conformarse con la casa de Lance, humilde pero segura. Mientras sus secuestradores anduvieran sueltos, Lance tenía el deber de proteger a Victoria Rockford… y de revelarle el secreto que cambiaría su vida por completo. Lance no solía ser una persona compasiva, pero no pudo resistir el impulso de consolar a aquella mujer. Tendría que controlarse a sí mismo para no hacer a Victoria suya en todos los sentidos…

La dulce Minerva Brodwick sabía que Judd Graham no se detendría ante nada para conservar la custodia de sus hijos, pero lo que nunca se imaginó fue que llegara tan lejos como para proponerle un matrimonio de conveniencia. Quería mucho a los niños y aceptó, pero, por desgracia, también se enamoró del padre. Judd daba por hecho que era insensible a los encantos de la niñera, pues había jurado no volver a entregar su corazón a una mujer. Pero cada vez que sorprendía la mirada enamorada de Minerva, sentía el impulso de hacerla suya. ¿Podría ese padre de familia cariñoso y gruñón enamorarse real, loca y profundamente?

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.