Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Elizabeth Duke – Varias Contemporaneas

Roxy Warren estaba fuera del país cuando su hermana y su cuñado murieron. Su sobrinita, Emma, quedó a cargo del hermano de su cuñado, Cam Raeburn. Roxy estaba furiosa: Cam era un mujeriego y no sabía nada de bebés. Pero no estaba dispuesto a renunciar a la niña y le propuso a Roxy que se casaran para evitar la batalla legal por la custodia. Cam y Roxy se habían besado en una ocasión y él seguía siendo un hombre atractivo. Ella tenía un mes para darle una respuesta, un mes en el que tendrían que probar que podían formar una pareja y convertirse en unos verdaderos padres para Emma.

Rafe Baldwin abandonó a Skye cuando la joven sólo tenía diecisiete años. Ella necesitó todas sus fuerzas y casi cinco años para recuperarse de su dolor. Cuando había conseguido empezar una nueva vida y acababa de obtener un puesto como enfermera en un prestigioso hospital, Rafe apareció repentinamente.
Lo único que Skye podía hacer era seguirle la corriente y tratar de ignorar la química que existía entre ellos…

Estaba claro que el dinero no podía comprar amor, pero ¿podría proporcionarle a Adam Tate una esposa? Claire necesitaba desesperadamente un billete de avión de vuelta a Australia y dinero para ayudar a su hermana. Adam Tate estaba dispuesto a ayudarla con una condición: que Claire se convirtiera en su esposa y en la madre de su hijo Jamie de dos años. Adam era rico, encantador y atractivo. Al principio, todo parecía muy sencillo: una simple ceremonia y todos los problemas de Claire estarían resueltos. Al menos, los financieros. Pero Claire sabía que le sería difícil no involucrarse emocionalmente con Adam. ¿Estaba preparada para comprometer su corazón? ¿Para lo bueno y para lo malo? ¿Para siempre y sin esperar nada a cambio?

Kate enviudó después de sólo dos años de casada con Jeremy Ramsay, pero decidió que llevaría a cabo el sueño de su difunto esposo: devolverle su antiguo esplendor a Ramsay Downs, el rancho ganadero de la familia.
Así, cuando Nick, el terrible medio hermano de Jeremy, llegó para adueñarse de la propiedad, ella se dispuso a luchar. Sin embargo, tuvo que ser realista y aceptar que sólo Nick podía hacer prosperar el rancho… y que se estaba enamorando de él, a pesar de sí misma…

Tess estaba realmente asustada. Su novio acababa de recibir una invitación para que ambos asistieran a la espectacular cena que cada año ofrecía Julius Branson. Julius, el hombre que si sus sospechas resultaban ciertas, era el padre que no había conocido… ¡pero se hubiera asustado aun más si hubiera sabido que su hijo adoptivo, Piers Branson, era uno de los hombres más ricos y poderosos de Australia y un playboy incorregible! Después de conocerse, Piers parecía decidido a perseguirla hasta que ella se rindiera. Tess decidió seguirle el juego, ¡si su propio corazón se lo permitía!

Cuando Kate estaba a punto de casarse con un hombre que sería el marido ideal, Jack Savage reapareció en su vida; un hombre que, decididamente, no lo sería. De hecho, era el peor enemigo de su familia y ya la había traicionado una vez, pero Kate no había conseguido olvidar la pasión que la hizo sentir entre sus brazos…

Ahora se veían obligados a trabajar juntos y Kate se enfrentaba a un dramático dilema: estaba comprometida con un hombre, pero enamorada de otro. ¡Y sólo faltaban dos semanas para la boda!

Para ser un juego, empezaba a ser demasiado peligroso. Si Sarah no fingía ser la prometida de Kane Brody, éste podía perder a su hija para siempre, y Sarah no podría soportar ver sufrir a Bambi. Para empeorar las cosas, había otro problema: Kane era el falso amante más atractivo que ninguna mujer podía imaginar, y Sarah tenía que recordarse continuamente que era sólo eso, algo fingido, y que su matrimonio de cuento no era nada más que una farsa…

Gemma estaba decidida a sacar el mejor provecho de sus vacaciones. Sin embargo, aquello no incluía el hecho de enamorarse de un hombre tan cínico y arrogante como Chad Rivers. Él no disimulaba la atracción que sentía por ella, pese a que detestaba su aparente profesión. Así que Gemma tramó una pequeña farsa con el fin de demostrarle que las apariencias no lo eran todo.

Taryn estaba convencida de que, cada vez que la miraba, Mike O’Malley estaba viendo a otra mujer: la misteriosa y bella Crystal, su ex prometida, una mujer que le había roto el corazón. Todo el mundo decía que Taryn era la viva imagen de ella.
Pero, ¿seria esa la razón por la que Mike parecía tan interesado en ella? Él aseguraba que no volvería a mantener una relación estable con nadie, pero no podía negar la intensa atracción que había entre ellos.
¿Significaría eso que, en el fondo, el matrimonio entraba dentro de los planes de Mike, o que al mirarla recordaba inevitablemente a Crystal?

Cuando Case Travers quería algo, no dejaba que nada ni nadie se interpusiera en su camino. Y desde que había conocido a Lucy, parecía decidido a hacerse cargo de su vida. Todo estaba ocurriendo demasiado deprisa. Lucy era una mujer acostumbrada a tomar sus propias decisiones, incluso iba a comenzar con los preparativos de su boda, cuando, de repente, descubrió que Case Travers tenia unos planes completamente diferentes para ella. Además, parecía tener el poder de cambiarlo todo, ¡hasta había conseguido que destinaran al prometido de Lucy a otra ciudad! Ese hombre la ponía nerviosa, pero era tan arrogante como convincente y la joven era incapaz de negarle nada. De hecho, empezaba a plantarse que ocurriría si Case llegaba a ofrecerse como sustituto de su prometido…

Lexie necesitaba amor y seguridad. Su familia nunca le procuró el afecto que se merecía cuando sólo era una niña. Por eso, cuando Jake Thorn se la llevó a vivir con él supo que jamás podría dejar de querer a aquel hombre. Pero Jake no era la clase de persona dispuesta a echar raíces. Le gustaban el peligro y la aventura; y cuando su trabajo le llevó al otro lado del mundo, lo hizo sin volver la cabeza…
Cuando Jake regresó, Lexie era toda una mujer, se había quedado viuda y tenía un niño, el hijo de Jake. Sin embargo, Lexie no sabía si debía decírselo. El pequeño Sam necesitaba un padre, ¿podría serlo Jake? Si el amor de Lexie no conseguía domarlo, quizás lo lograra la paternidad.

El jefe de Mia James, el rico y arrogante Bram Wild, le prestaba demasiada atención. Bram tenía la fama legendaria de donjuán… y de ser incapaz de sentir una emoción profunda o sincera. Mia se consideraba inmune a los malévolos encantos de ese hombre y estaba más que contenta con la compañía y el cariño de su prometido, Richard.

Entonces, ¿por qué no podía dejar de pensar en Bram?

Natasha Beale se quedó horrorizada al descubrir que su guía en el safari iba a ser Tom Scanlon, el hombre que la había abandonado. Tendría que pasar dos semanas a solas con él, en plena naturaleza, rodeados por animales salvajes.

Seguía sintiéndose dolida y traicionada, pero necesitaba que él la protegiese día y noche. Era una situación demasiado íntima para dos ex amantes, y estaba segura de que Tom lo había planeado todo para estar a solas con ella…

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.