Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Gema Samaro – Varias Contemporaneas

Bárbara le comunica a su jefe que en un mes deja su trabajo de ortodoncista porque se muda a Perth, Australia, donde va a casarse con Alex.
Desde ese instante, Gustavo, su jefe, sabe que tiene exactamente treinta días de plazo para evitar que Bárbara se case.
Y no porque la necesite como el aire en su clínica dental de Madrid, que también, sino porque la noticia de la boda hace que se percate de algo que siempre se ha negado a reconocer.
Gustavo ama a Bárbara…
Le ha costado un poco pillarlo, así como unos cuatro años, pero por fin lo tiene clarísimo y está dispuesto a todo para evitar que Bárbara se case, desde lo más humillante hasta lo más ridículo.
Bárbara estuvo enamorada de su jefe, pero ya solo quiere poner tierra de por medio.
Y no se va sola porque Laura, la higienista, también ha pedido la baja voluntaria.
En el caso de Laura el problema se llama Rufus, un camarero con el que pasó cuatro días de amor loco en Belfast, y que se ha plantado en Madrid con la intención de empezar una nueva vida junto a ella.
A Laura le gusta Rufus, si bien como es más de no terminar lo que empieza y adora todo lo que acaba mal: le falta tiempo para comprarse otro billete para Australia.
¿Lograrán el doctor y Rufus que las chicas no se suban al avión?
El amor tiene la respuesta.

Laura vende casas y tiene la suerte de trabajar junto a Jano, el chico que le gusta. Además cada tanto le toca enseñar la casa de sus sueños y es más o menos feliz, a pesar de que Jano no le haga demasiado caso.
Solo cuando aparece Daniel, el tío que está dispuesto a comprar la casa de los sueños de Laura, y a ser posible con ella dentro, Jano al fin se percata de sus verdaderos sentimientos.
Daniel se supone que lo tiene todo: guapo, sexy, con talento, éxito y fama de canalla, pero le falta lo más importante. Y lo más importante, se parece demasiado a Laura.
Laura pasa de Daniel, porque no es su tipo, porque no soporta a los tíos como él, y sobre todo porque le gusta Jano.
Y más desde que es correspondida…
Claro que Daniel no piensa rendirse y se empeña tanto que Laura empieza a no saber ni por dónde le viene el viento (o mejor dicho el huracán).
Menos mal que Laura no está sola porque tiene tres amigos en los que apoyarse, aunque también tengan problemas:
Jaime lleva un año enamorado de un camarero que pasa de él.
Nerea se ha enamorado de alguien que vive en otro país.
Y Julia, después de tres divorcios, acaba de reencontrarse con un ex de la facultad.
Unos esperan y desesperan, otros encuentran el amor sin querer. Y lo de Laura a lo mejor es tan fácil como descubrir ¿quién está siempre ahí, incluso antes de que lo eche de menos?

Max regresa a Madrid después de una larga estancia en Londres, con un divorcio a sus espaldas, una nueva aventura empresarial y un sobrino rebelde, Coque, al que su tía Florencia le ha encargado la misión de centrarle.
Max acepta la misión, pero con pinzas porque no piensa meter a Coque en su casa, sino en el ático de enfrente que tiene alquilado a Blanca, cuyo contrato está próximo a vencer.
Blanca no está dispuesta a dejar la casa por nada del mundo, es el lugar donde más se inspira para su trabajo y donde parasita desde hace meses Ben, su profesor de yoga, que está a punto de caer a sus pies.
O eso cree y por eso le propone a su casero que Coque se vaya a vivir con ellos.
A Max le parece un disparate que su sobrino conviva en el caos de Blanca, pero fue la primera mujer que le rechazó, cuando tenía siete años y esas cosas no se olvidan.
La venganza se sirve en plato frío y Max piensa disfrutarlo con palomitas y prismáticos, desde el ático de enfrente donde disfruta de su orden, de su paz y de su armonía.

Por un rato… porque Coque no para de liarla parda y Blanca es demasiada Blanca…

Violeta huye de madrugada de la peor cita de su vida y, como llueve a mares, se refugia en el primer bar que encuentra que es el Beséame.
Javier, el dueño, la invita a que tome algo. Conversan de besos y de amor y Violeta llega a la conclusión de que debe seguir intentándolo con Ramón, su peor cita, a pesar de todo.
Y Javier… se queda fascinado con Violeta.

¿Crees en los flechazos? ¡Entonces, Javier te encantará!

La casualidad hace que la siguiente cita sea en el Beséame y que a partir de ese momento Javier y la gente loca del bar sean una presencia constante en la vida de Violeta y en la de su amiga Jacaranda.
Jacaranda, la amiga y compañera de trabajo de Violeta, tiene un hijo con un “reptil” que la abandonó hace diez años y que en la actualidad es el socio de Javier y el cocinero del Beséame. Un tío dispuesto a todo para que la mujer de su vida le perdone, aunque lo tenga bastante difícil.

¿Darías una segunda oportunidad al hombre que supuestamente te desgració la vida?

Beséame es la historia de Violeta, una chica que, aunque tenga una óptica, tiene serios problemas para ver lo que tiene enfrente.
Beséame es la historia de Jacaranda, una mujer de armas tomar que encontrará en quien menos espera a la horma de su zapato.
Y Beséame es un bar, con besos de película, amores, ilusiones y sueños… ¡Tienes que conocerlo!

Una comedia romántica en la que no dejan de pasar cosas y que, si te gustó Magia Inesperada, te encantará.

Carmen es una joven que, tras varios intentos fallidos, ha conseguido en la vida justo lo que buscaba. Pero bastará una Nochebuena, aderezada con una atípica cena familiar y una inesperada visita para sabotear por completo su tranquilo esquema vital.

¡¡Actualización!!

Después de su última decepción amorosa, Pili decidió cambiarse el nombre y ponerse Citronela, como la planta que ahuyenta a los insectos.

El último bicho al que mantiene a raya es Guillermo, el trompetista de Los Flipados del Swing, la banda con la que canta desde hace unos meses y con la que hace bolos por todas partes.
Guillermo tiene el perfil en el que Pili se prometió que jamás volvería a caer: guapo, culo inquieto, mujeriego y trompetista.
Y por supuesto que va a ir con su promesa hasta el final.
A pesar de que Guillermo asegure que se ha enamorado de ella.
Y Pili puede que también de él.
Pero ahora quien manda es Citronela y ha decidido que acaba de encontrar al hombre perfecto: Luigi.
Luigi es un misterioso empresario que los contrata para que actúen en una fiesta privada en su barco anclado en Formentera y al que le bastan unos instantes para perder la cabeza por Citronela.
Ella a pesar del mareo del barco, la luna y el champán, sabe que ese hombre es lo que necesita y decide dejarse llevar.
O eso intenta, porque el trompetista no está dispuesto a perder a Pili…

¿Y si una noche loca te cambiara la vida?

Allegra conoce en una fiesta a Adrián, un joven actor, con el que vive una noche loca. Todo parece que acaba ahí, pero a la fiesta le sigue un encuentro casual, y otro y otro…
Condenados a reencontrarse una y otra vez, Adrián empieza a sentir algo más. A ella, en cambio, todavía le duelen demasiado las heridas de una relación pasada y se niega a volver a sufrir por amor. Prefiere que su relación sea solo de pura piel, sin alma, pero ¿podrá impedir Allegra que el sexo no despierte al amor y a los sentimientos?
Sexo, placer y pasión como nunca antes los había experimentado no es lo único que su amante le ofrecerá… La joven deberá tomar una importante decisión para resolver cómo va a ser su futuro.

Alicia estaba deseando que llegaran las vacaciones para librarse durante unos días de su jefe y de su ex, y tiene la mala suerte de encontrárselos a los dos en Ibiza.
La culpable de que haya elegido ese destino es Amanda, la amiga loca que la convenció para que le acompañara a reencontrarse Michael, un camarero buenorro que conoció en la isla hace cuatro años y con el que tiene asuntos pendientes.
Mario, Lord Cactus, es el jefe de Alicia. Está para caerse de espaldas, guapo, sexy, carismático, pero también borde, exigente, duro y avasallador como él solo.
Mario nunca descansa, ni en vacaciones… De hecho, acude a Ibiza a supervisar lo que está haciendo su hermano Tristán con la empresa familiar. Aunque, esta vez hay algo más que le mueve a hacer ese viaje y que se llama Sacha.
Con lo que no contaba era con la presencia permanente de la tocapelotas de su empleada, Alicia, una adicta al trabajo como él, pero sin púas, que parece dispuesta a desquiciarle mucho más de lo que suele hacerlo en la oficina.
Alicia tampoco lo soporta, pero en Ibiza le necesita para vengarse de Oliver, su ex, y tiene un plan…
Un plan que es un churro y que va a cambiarlo todo por completo…

Después de un año horrible, Patricia decide dejar todo atrás y se sube a un tren dispuesta a empezar de cero y dormir lo que dure el trayecto.

Sin embargo, su compañero de asiento es Leo, con sus ojazos, su sonrisa, su pelo revuelto, su encanto, su cerebro y su todo y Patricia no solo no logra conciliar el sueño, sino que disfruta del mejor viaje de su vida.

Tanto es así que al final del trayecto decide darle el teléfono, porque él se lo pide y porque ella está loca por dárselo.
Pero se lo da mal y así confirma que ese año que está próximo a terminar es un año de mierda en toda regla.

Sin ganas de nada, se dispone a pasar las peores Navidades de su vida. Lo que Patricia ni imagina es que habló tanto durante el viaje que le dio pistas suficientes a Leo para que aparezca al día siguiente en el portal de su casa, con una bola de nieve en la que ha escrito su número de teléfono.
¿Y ahora qué hace? Porque aunque Leo le guste demasiado, con él el desastre puede ser ya total.

El caso es que mientras Patricia se come la cabeza, su padre que necesita un delantero para el partidillo benéfico de todas las Navidades lo tiene clarísimo: qué mejor fichaje que un medio holandés con buenas piernas, que está a punto de darle la vuelta a todo…

Soy un hombre que encontró su casa el mismo día que la perdió. Me llamo Jose, sin acento, Pérez Gómez y todo sucedió cuando me fui a vivir con mis dos hijos a casa de un señor de Guadalajara que conocí en la biblioteca…`. Así empieza El hombre que encontró su casa, una novela que gravita en torno al amor en todas sus formas, el amor como forma de vida, como filosofía y sustento, el amor a los hijos, a la familia, a los amigos, a las parejas actuales, a los ex, incluso a la suegra… Una historia que mezcla ternura y humor para contar la historia de alguien que decidió no perder la esperanza.

Hugo D’Argel, duque de Fleurus, pertenecía a una de las grandes familias que lo controlaban todo en el mundo: las corporaciones, los recursos, el sistema bancario y comercial…

Eva Villena era una joven farmacéutica ajena a todo el gran mundo del duque. Sin embargo, era la única persona que podía ayudarle a lograr su mayor deseo sin desvelar su secreto. Convencer a Eva no fue fácil, pero Hugo estaba dispuesto a todo por conseguir lo que quería. Sin embargo, cuanto más tiempo pasaban juntos más difusos se volvían los límites de sus mundos y más real se convertía la pregunta de si estaban dispuestos a embarcarse en la más apasionante, inesperada y peligrosa de las aventuras: el amor.

El salón de los espejos, un piano, Chopin tocando y frente a él un espejo veneciano.

Lily es una atea del amor, pero no porque crea que el amor no es posible, es que no es para ella. Conoció el sentimiento en el pasado, hace siglos, pero los desencuentros le han demostrado que no es un sentimiento del que ella pueda disfrutar. Se equivoca. El destino le tiene preparado un inolvidable reencuentro lleno de aventuras con el hombre de su vida, Milos, y la chispa de la pasión vuelve a prender, vital como cuando hicieron el amor por última vez en el bosque que rodeaba el palacio de la condesa de Arasal…

A Carlota y a Daniela las han dejado sus respectivos novios, Martín y Roberto, y deciden ir a celebrar que son solteras otra vez yendo de vacaciones a Ibiza.
Martín y Roberto se han enamorado locamente y piensan casarse en breve.
Ellos son felices y sus ex… están en ello.
En realidad, Carlota no es que tenga muchas ganas de fiestas, pero decide venirse arriba por su amiga. Y Daniela otro tanto de lo mismo, no tiene ganas de nada, pero elige sobreponerse por Carlota.
Con lo que no contaban era con que las vacaciones fueran a empezar en las urgencias de un consultorio médico que dirige el borde cañón de Beltrán.
Beltrán le está haciendo la suplencia a su padre, y está que trina porque ha tenido que dejar su puesto de médico cooperante en Uganda, para atender urgencias comunes de verano.
Algunas tan ridículas como las de una loca a la que ha atacado un cangrejo con el que se estaba haciendo una selfi.
La loca es Carlota y al consultorio llega gracias al rescate de Giorgio, un italiano dueño de un imperio de la cosmética capilar ecológica, que no cree en los flechazos, si bien acaba de tener uno fulminante con Daniela.
Ninguno quiere enamorarse, todos querrían estar en otro lugar…
Pero la vida a veces se empeña en llevarte hacia otra parte.
Y lo hace por ti…

Lola Pastrana tiene que montar una función de Navidad para sus alumnos de primaria, pero como el colegio carece de presupuesto decide pedir ayuda a Andrés Olavarría, un antiguo alumno del colegio, que es un empresario de éxito.
¿Imaginas que la única persona que pudiera ayudarte fuera alguien que no soportas?
Andrés es el tío más odioso que ha conocido en su vida, pero no le queda más remedio que aguantarlo durante las semanas que duren los ensayos.
Él tampoco puede ver a Lola, pero siente una incomprensible atracción hacia ella, que le tiene completamente desquiciado.
“Magia inesperada” es la historia de Lola y Andrés, dos personas que solo tienen en común que se detestan y que están a punto de descubrir que solo hace falta pintar una estrella para que su universo cambie por completo… 

Bruno es un atractivo empresario y un novio desastroso que no tiene mejor ocurrencia para retener a su novia que regalarle una bicicleta holandesa y rosa.
Pero el regalo no llega por culpa de Macarena, la dueña de la tienda, una chica de armas tomar que está loca por quitarse de encima a un cliente tan terco y arrogante como Bruno.
Desesperado y harto, Bruno le pide a su hermano Guido que es un genio, porque trabaja como tal en el musical de Aladino, que llame a la tienda para presionar más a la dueña. Sin embargo, quien responde a la llamada es Rocío, la dulce hermana de Macarena, quien se enamora perdidamente de la voz de Guido y viceversa.
Mientras Rocío y Guido viven su historia, a Bruno se le acumulan los problemas: su abuelo aventurero se ha enamorado, su hermano menor Lucas, en vez de dedicarse al negocio familiar, se quiere fugar con su amor y su novia que sigue pasando de él…
¿Por qué cuando todo puede salir mal, sale mucho peor?
Y además esa maldita bicicleta que sigue sin llegar y Macarena que no para de volverle loco. Tan loco que Bruno ni imagina la que se le viene encima…
Porque a veces cuando las cosas ya no pueden complicarse más, de repente te enamoras de quien menos imaginas.
Mauks es una comedia de enredo, romántica y loca, en la línea de Burbujas, Magia Inesperada o Beséame, que te encantará.
Actualización!!
Cas no está atravesando un buen momento y su amiga Cris, para animarla, decide invitarla a que pase unos días con ella en Bermudas.
Cris lleva un año trabajando en un hotel en Bermudas, y mientras espera a que caiga algún millonario, se divierte con Javier.
Javier es un compañero de trabajo que está enamorado de ella, pero no piensa corresponderle pues no se ha ido tan lejos para acabar con un tío de su pueblo, que está tan canino como ella.
Además, ahora Cas está en las islas y no para de liarla parda.
Y es que nada más llegar, lo primero que hace es atropellar con su Vespa a Dylan, un multimillonario, guapo y sexy, que la encuentra tan perdida que decide ayudarla.
Cas no quiere líos. Sin embargo, Cris se pone tan pesada para que Dylan le presente a sus amigos, que no le queda más remedio que quedar con él una y otra vez…
Y aquello se vuelve una locura de playas, fiestas y diversión, hasta que una noche Cas, acaba besando a Dylan de forma accidental, y descubre que le encanta.
Le encanta tanto que repite y lo que es peor, su corazón empieza a sentir cosas que no puede permitirse.
Porque Dylan está colgado de Abigail y porque Cas no quiere enamorarse.
Como Cris tampoco quiere enamorarse de Javier…
Pero a lo mejor un montón de atardeceres perfectos podrían hacer que sus vidas cambiaran para siempre.

¿Qué harías si tu primer amor regresara a tu vida cuando estás a punto de casarte con otro?

Sara y David se conocen desde niños, desde los tiempos en que ella le daba un beso por cada libro que leyera. David leyó tanto que terminaron haciéndose novios, pero la felicidad duró poco porque tuvieron que separarse y perdieron el contacto. Ahora han pasado los años y la vida vuelve a reunirlos cuando Sara está a punto de casarse con otro. David sigue enamorado de Sara, a la que lleva buscando desde que la perdió, y a la que quiere recuperar sea como sea. Sara no ha olvidado a David, pero tiene un compromiso que no está dispuesta a romper. O eso cree porque ¿es posible resistirse a la fuerza de un primer amor con el que no ha podido ni el tiempo ni el olvido?
Una historia de amor contada desde dos puntos de vista: el reflexivo y sensato de Sara y el optimista y apasionado de David. Dos voces para una misma historia…

“Soy Vicky y tengo un vestido; es un Balenciaga que heredé de Priscila. Es un vestido de novia, una obra de arte pero, como ni tengo novio, ni el más mínimo deseo de casarme, voy a venderlo. La antigua dueña me ha puesto como condición que lo venda a una persona completamente enamorada en el plazo de un año. Y, para asegurarse de que cumplo con su voluntad, tengo que contar con la aprobación de Joaquín, el sobrino de Priscila, quien si no encuentro comprador, pasado el año, acabará heredando el vestido.

Joaquín se ha flechado de mí, a pesar de que tiene una novia que se quiere casar con mi vestido y a la que yo no pienso vendérselo, porque es la mujer menos enamorada que jamás he conocido.

Loca por quitármelo de encima, puesto que aún sigo con el duelo de mi última relación, pongo el vestido a la venta. Por el salón de mi casa pasan posibles compradoras capaces de todo para hacerse con el vestido, pero ninguna me convence.

Y a todo esto, Joaquín cada día se enamora más y más de mí.
Y yo comienzo a perder la cabeza.
Y todo se enreda más y más porque, además de un vestido que no quiero, tengo una madre con un novio insoportable, Hans Soto; una exsuegra pesadísima, Apolonia; un pretendiente navegante, Juan Piamonte; unos amigos que no me dejan en paz, Marisol y Roberto; y a Joaquín, claro.
Y el vestido que sigue en mi salón…
Y el amor que aparece a pesar de mis resistencias.
Y yo que ya no entiendo nada…
¿Puede hacer un vestido que vuelva a creer en la magia del amor?”

2 Comments

  1. maria torres 5 septiembre, 2016
  2. mariyo24 4 octubre, 2020

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.