Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Jackie Black – Varias Contemporaneas


Viéndola a ella en el umbral de su puerta, completamente empapada, pensó que era un fantasma. Jessica había decidido buscar refugio de la tormenta en cualquier parte. Al ver su reacción, le bastaron a ella pocos segundos para preferir hundir su auto en el agua antes que aceptar sus insultos.
Con gesto voluntarioso ella decidió enfrentar a los elementos. Bruscamente -demasiado tal vez- ella se vio impulsada dentro de la casa y cobijada por el calor de dos brazos. Matthew Bold era una explosión, su contacto era electricidad pura. ¿Por qué razón sus brazos le parecían a ella un refugio seguro? ¿Qué estaba haciendo ella así? ¿Cómo podía ella aceptar los ansiosos besos de un desconocido? ¿Estaba ella embrujada por las llamas acogedoras que surgía nde la chimenea, de esos fuegos otoñales.




Tras su primer éxito en Nashville, Gem Reasoner (heredera de la fortuna de un magnate petrolero) parecía una niña abandonada que cantaba para sobrevivir, en el club de un pequeño pueblo aislado del mundo.
Cuando las cosas se pusieron difíciles, fue Roan Christianson el que vino a rescatarla. Pero antes de aquel amanecer ya no habría salida para Gem. La obstinada e independiente escritora de canciones había sucumbido a sus expertas caricias. Fue una noche inolvidable; pero ella estaba decidida a borrarla de su memoria.
Sin embargo, cuando él apareció en sus propios y lujosos dominios de Texas, ¿cómo podría ella resistir el desafío? Una vez había aparecido como un caballero en brillante armadura. ¿Podría ella realmente creer que él era algo más que un hombre moderno, cruelmente decidido a avanzar y lograr el éxito?


Le producía un perverso placer provocarla. Y Ellen se sorprendía terriblemente por su feroz respuesta al someterse a sus ultrajantes desafíos.
Los había unido un fin de semana que habían pasado esquiando junto a un grupo de amigos. Él estaba divorciado y ella era fiel a un recuerdo, convencida de que la muerte de su esposo le había dejado un vacío que nada podría llenar en el futuro. No obstante, Ross Sayer se negó a dejarla en paz. Ella sabía que él pensaba que su amigo John había contraído matrimonio con ella por su dinero, que ella no era más que una frígida jovencita aficionada a los juegos masculinos.
Aun así, a pesar de todo ello, al descender a gran velocidad las estimulantes pendientes de Colorado, al abrigarse frente al ardiente fuego, él no demostró tener pereza alguna en encender a la mujer apasionada que existía dentro de ella… a aquella mujer que estaba lista para demostrar que ¡era capaz de ser la pareja ideal para cualquier hombre!


Su poder y su gracia masculina la paralizaban. Su arrogancia la enfurecía. Janna tenía que recordar constantemente que él le había salvado la vida. Sin su ayuda, abandonada en la autopista, en medio de una niebla espesa, ella nunca podría haber sobrevivido a la larga noche.
Pero con las primeras luces del amanecer surgió una nueva señal de alarma. El teléfono no funcionaba. Los caminos estaban cerrados. Ella era virtualmente la prisionera de Cal Burke. Y lo que era mucho peor: ¡Ella deseaba serlo!
No obstante, para Cal ella era sólo una huérfana de la tempestad. Todo para él era cuestión de tiempo. En algún momento tenía que terminar esta tempestad de los sentidos y esta furiosa niebla que los rodeaba. ¿No es así?

 

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.