Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Jill Shalvis – Varias Contemporánea

Para Kent Wright, Becca Lewis era perfecta tal como era. Quizás fuera un poco aburrida, pero era una excelente amiga. Pero Becca decidió que tenía que cambiar de imagen, y ahora parecía una de esas sirenas de los catálogos de ropa interior femenina…Fue entonces cuando Kent comenzó a pensar en algo que nada tenía que ver ni con la amistad ni con el compañerismo…

 

Actualizacion!!!

El doctor Luke Walker vivía entregado a su trabajo y, salvo a sus pacientes, trataba a todo el mundo con exagerada severidad y rigor, hasta que sus superiores lo trasladaron temporalmente a una clínica de remedios alternativos.

Allí, la aromaterapia, la acupuntura y el yoga parecieron causar un efecto extraordinario en él… ¡pero no tanto como el efecto que Faith McDowell, la directora del centro, provocaba en su libido!

Luke y Faith estaban enfrentados en todo, excepto en su pasión por curar a los pacientes… y en la pasión que sentían mutuamente. El problema era que Luke Walker, que había hecho todo lo posible por no necesitar a nadie, empezaba a depender de ella.

De modo que se vio obligado a usar sus dotes más persuasivas para convencer a Faith de que la pasión tenía que durar.

 

Elige al único tipo al que no puedes tener…

Como capitana de un barco de excursiones por la bahía de San Francisco, Pru era capaz de capear los peores temporales. Lo difícil era hacerlo en tierra firme. Estaba encantada con su nuevo apartamento y sus vecinos; el problema era que corría el riesgo de enamorarse de Don Perfecto Para Cualquiera Menos Para Ella.

Enamórate de él perdidamente…

El dueño del pub O’Riley’s era un tipo sexy, trabajador, de más de metro ochenta, que siempre tenía tiempo para sus amigos. Al convertirse en uno de esos amigos, Pru descubrió la increíble sensación de ser la beneficiaria de las atenciones de aquellos ojos de color verde oscuro. Pero cuando un inverosímil accidente condujo a una cura de emergencia, las cosas fueron más allá de la zona de amistad. Y muy deprisa.

Y luego cuéntale la verdad…

Pru solo deseaba la felicidad de Finn, y eso mismo le había pedido a la histórica fuente que, se suponía, concedería el deseo de su corazón. Pero desear a Finn para ella misma era otra historia. Porque Pru guardaba un secreto que podría cambiarlo todo.

 

Willa Davis estaba intentando poner orden entre unos cachorritos cuando Keane Winters entró en su guardería para mascotas. Necesitaba que cuidara de su gata ipso facto. Sin embargo, a Willa no le hizo ninguna gracia tener que echarle una mano a un tipo que ni siquiera se acordaba de ella…

Sobre Keane había recaído la responsabilidad de cuidar a la gata infernal de su tía abuela, y estaba desesperado por dejarla en manos de alguien que pudiera hacerse cargo de ella. Pero, aunque estaba seguro de que no había visto en su vida a la impresionante dueña de la guardería de mascotas, parecía que esta estaba enfadada con él…

Willa no podía negar que Keane había cambiado desde el instituto -para empezar, era menos arrogante- pero ¿podía confiar en que él no volviera a romperle el corazón?

 

Actualizacion!!!

El atractivo Joe Malone no la llamó después de su explosivo beso, y Kylie decidió quitárselo de la cabeza… hasta que tuvo que pedirle un favor para resolver un extraño asunto. Alguien había robado un objeto muy valioso para ella, y solo había una persona para llevar a cabo la investigación: Joe.

No, Joe no la llamó después de aquel beso. Él era un tipo para divertirse, no un hombre con el que compartir la vida. Y Kylie se merecía estar con un buen hombre que permaneciera a su lado. Sin embargo, cuando estaban juntos, a él le resultaba muy difícil concentrarse y, aunque su cerebro sabía lo que tenía que hacer, su corazón no captaba el mensaje.

Mientras Kylie y Joe estaban inmersos en la búsqueda del tesoro, descubrieron cosas sorprendentes el uno sobre el otro, y se dieron cuenta de que, quizá, la mejor forma de superar aquel beso era reemplazarlo con un centenar de besos más.

 

¿HABRÍA ALGO REAL EN AQUELLA FARSA?

Lani Mill, como la mitad de las mujeres de su ciudad, estaba secretamente enamorada del atractivo y duro Colin West. Pero ella era la chica que iba a limpiar su casa, así que tendría que contentarse con sus ensoñaciones. O quizá no… Colin necesitaba una falsa novia para terminar con los intentos de su madre de casarlo. La encantadora y fiel Lani era la persona que tenía más a mano y, para alivio suyo, aceptó fingir que estaban locamente enamorados. pero su alivió se convirtió en preocupación cuando ella se olvidó de que todo era una farsa…

 

El entrenador de la liga nacional de hockey Mark Diego tenía intención de hacer que sus mimados jugadores entrenaran a adolescentes con pocos recursos. Pero él también iba a aprender mucho trabajando a las órdenes de la enérgica Rainey Saunders, una amiga de la adolescencia a la que el paso de los años le había sentado muy bien. Y descubrió también que seguía sin soportar la idea de verla con otro hombre. Estaba claro que entre ellos seguía habiendo mucha química, una química que no haría sino endulzar la victoria final. Porque Mark siempre ganaba y con Rainey, además, iba a disfrutar mucho del juego.

 

Chloe Cooper no pudo evitar echarse a reír al oír que el amor estaba a punto de transformar su vida. Pero eso fue antes de encontrarse de pronto con su ex amante, el agente del FBI Ian McCall, que le demostró lo emocionante que podía ser su existencia…

 

Estaba empeñada en tomarse la justicia por su mano… y utilizaría al sheriff para conseguirlo.

Cassie Tremaine Montgomery era la modelo de lencería que le había echado el ojo al sheriff.

Sean “Tag” Taggart era el sexy sheriff que estaba más que dispuesto a participar en el juego de Cassie… pero con sus reglas.

Cassie estaba dispuesta a utilizar todo su poder de seducción para hacer que Tag participara de su venganza contra la ciudad que la había visto nacer. Él estaba encantado de dejarse seducir hasta el final, pero ella le estaba pidiendo algo más que sexo salvaje… Tag sabía que aquella mujer no era tan dura como intentaba hacer creer y que sentía algo por él, por mucho que se negara a admitirlo. Sólo tendría que elevar la pasión al máximo hasta que ella confesara.

CARLYNE ESTABA DISPUESTA A HACER CUALQUIER COSA CON TAL DE ESCAPAR DE LA VIDA DE LA REALEZA… INCLUSO ENAMORARSE

La princesa Carlyne Fortier había huido y necesitaba un trabajo urgentemente, por eso cuando vio aquel anuncio pidiendo una niñera pensó que era la respuesta a sus oraciones. Así que se disfrazó y se presentó en busca del empleo. El arquitecto Sean O’Mara recibió a Carlyne con los brazos abiertos. Quizás no fuera muy agraciada, pero tenía unas magníficas referencias. ¡Cualquier cosa con tal de encontrar a alguien que se hiciera cargo del pequeño diablillo de cuatro años que tenía por sobrina!

Lo que ocurrió después fue más propio de un cuento de hadas…

 

Actualizacion!!!

Mantenerse soltera resultaba fácil… hasta que apareció aquel sexy soltero.

Suzanne Carter había jurado mantenerse alejada de los hombres porque estos no entendían que no pudiera tomarse la vida en serio. Pero una noche apareció el guapísimo Ryan Alondo y ella se derritió, aunque se propuso no enamorarse de él, ya que no quería arruinar la vida a un hombre tan maravilloso.

Nada más verla Ryan supo que Suzanne era la mujer de sus sueños; era sexy, divertida… como una ráfaga de aire fresco en una vida llena de responsabilidades. Ahora solo tenía que convencerla de que él era lo bastante serio para los dos. Y podía ser muy, muy persuasivo.

 

Actualizacion!!!

No se puede estar un poco enamorado…

Las prioridades de Elle Wheaton: amigos, carrera y zapatos estupendos. Y ese muro de músculos y terquedad que es el experto en seguridad Archer Hunt, que está por delante de todo lo demás. Aunque no tiene sentido decírselo así a Archer. Elle no saldrá con otros hombres hasta que le olvide… Lo cual solo debería durar toda la vida…

No se puede desear solo un poco…

Archer ha deseado lo mejor para Elle desde que sacrificó su carrera policial por salvarla. La química entre ellos podría provocar el próximo terremoto de San Francisco y él no quiere ser responsable de los daños. ¿La alternativa? Verla salir con otros hombres…

Sí se puede…

En opinión de Archer, nadie es lo bastante bueno para Elle. Pero cuando se dispone a demostrarlo saboteando sus citas, ella se enfada… y las cosas se ponen muy ardientes. Ahora Archer tiene una misión nueva: probarle a Ellen que su hombre ideal ha estado todo el tiempo ahí…

 

Demasiado tentador para resistirse…

Nick Cooper no podía creer que estuviera allí compartiendo habitación con Danielle Douglass, el objeto de todas sus fantasías de adolescente. Tener que compartir aquella enorme cama con ella no hacía más que encender el deseo que siempre había sentido por aquella mujer. Pero lo que ella necesitaba de él era protección, no sexo… Lo que Nick no sabía era durante cuánto tiempo iba a aguantar sin acariciar aquel delicioso cuerpo…

A Danielle le habría encantado estar allí con el atractivo Nick Cooper en cualquier otra circunstancia, pero ahora estaba en peligro y, justo por eso, no debería estar tan distraída. Debería estar planeando el siguiente paso que debía dar, no fantaseando con él. Cuanto más tiempo pasara a su lado, menos ganas iba a tener de huir y más de seducirlo.

 

MERECÍA LA PENA ROMPER TODAS LAS REGLAS POR UN HOMBRE COMO ÉL…

Regla número 1: Nada de citas a ciegas.

Después de haberse enfrentado a muchas, Samantha O’Ryan no estaba dispuesta a volver a tener otra cita a ciegas… Hasta que su mejor amiga le pidió un favor y conoció a Jack Knight. Si hubiera sabido lo guapísimo que era, no habría protestado.

Regla número 2: Nada de besos en la primera cita.

El problema fue que, después de una sola cita con Jack, Sam quería mucho más que besos, lo cual debería haber sido motivo suficiente para no tener una segunda cita. Pero no lo fue.

Regla número 3: Nada de enamorarse.

Sam había decidido tener un romance sin ataduras… hasta que Jack empezó a hablar de amor…

 

A la muerte de su padre, Caitlin Taylor no heredó nada, excepto un montón de facturas… y un trabajo de oficina. Su nuevo jefe era muy atractivo, pero su carácter dejaba mucho que desear; la tenía por idiota simplemente porque no sabía archivar.

Lo último que necesitaba Joe Brownley en su vida era una mujer como Caitlin, explosiva, pero torpe como ella sola. La habría despedido si no le hubiera prometido a su padre hacerse cargo de ella. Además, no podía evitar preguntarse como sería fuera de horas de oficina…

 

AQUELLA CAMA ERA EL ESCENARIO PERFECTO PARA UNA NOCHE APASIONADA

Solo por una noche la comandante Corrine Atkinson se permitió traspasar las barreras que había construido a su alrededor para seducir a un sexy desconocido. Cuando llegó la mañana y recuperó el control sobre sí misma, Corrine salió de allí a escondidas y recuperó la normalidad.

Pero la esperaba una enorme sorpresa. El desconocido perfecto se había convertido en el hombre equivocado. Su nombre era Mike Wright y era el nuevo miembro del equipo que ella dirigía…

 

Por primera vez, su melena rubia no le bastaba para seducir a un hombre…

Kenna Mallory había decidido abandonar una serie de trabajos en los que no había podido desarrollar todo su potencial y unirse al negocio familiar. Quería demostrar que tenía lo necesario para convertirse en vicepresidenta del nuevo hotel Mallory. Bueno, quizá tuviera más melena y más escote de lo necesario, pero seguro que todo eso iba a resultarle muy útil con el otro vicepresidente, Weston Roth.

Pero se equivocaba. Wes era muy sexy, pero con él no funcionaban sus encantos de rubia, así que había llegado el momento de cambiar de táctica…

 

One Response

  1. Gildadss 15 julio, 2020

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.