Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Jo Leigh – Varias Contemporánea

La doctora Jamie Hampton hablaba de sexo… y todo Manhattan la escuchaba. Dirigía el programa de radio más sexy de la noche y era una experta en relaciones y en sexo… en la teoría, porque la práctica era muy diferente.

Al rebelde Chase Newman le encantaba charlar con Jamie; su voz sonaba muy seductora a través de las ondas y no podía dejar de pensar en conocerla personalmente y en poder enseñarle todo lo que intuía que ella deseaba…

Actualizacion!!!

Los dos estaban preparados para un maratón sexual

Taylor Hanson no había podido olvidar el apasionado fin de semana que había compartido con Ben Bowman, el mejor amigo de su hermano Steve. El sexo había sido increíble, pero Ben se había marchado de la ciudad de repente… Ahora se habían vuelto a encontrar en la boda de Steve. Y Taylor no dudó un momento en aprovechar a fondo la semana que iba a pasar junto a él. Después se marcharía para siempre…

A medida que pasaban los días y las noches juntos, las barreras que protegían el corazón de Ben empezaron a resquebrajarse y él se encontró ante un dilema. Estaba seguro de que Taylor era la mujer de su vida. Y tendría que asegurarse de que no se le escapaba de la cama…

Antes del anillo…
Antes del vestido…
Necesitaba una buena aventura

Tess Norton sabía que Dash Black estaba completamente fuera de su alcance; al fin y al cabo, ella sólo le cuidaba las plantas. Pero se moría de ganas de tener una aventura con el sexy rey de la comunicación antes de sentar la cabeza con un tipo normal.

Dash jamás había conocido a una mujer como Tess. Guapa… dulce… sexy. Por eso estaba en su cama y en su cabeza día tras día. Era, en definitiva, una deliciosa distracción en aquella locura llamada Nueva York.

Tess sabía perfectamente que él no era de los que se casaban. Sin embargo, a veces el sexo y el amor se unen cuando uno menos lo espera…

¿Cuánto tardarían en colgar el cartel de «No molestar»?

Había un rumor en Manhattan que afirmaba que el hotel de Piper Devon estaba pensado para que los clientes vivieran las pasiones más desenfrenadas. Sus habitaciones eran románticas y en ellas había desde sábanas de seda a juguetes y vídeos eróticos. Lo cual no encajaba con el reputado imperio hotelero de los Devon.

Trace Winslow, abogado de la familia Devon, se alojaba en el hotel con el fin de vigilar todo lo que allí ocurriera. Su misión era controlar a la sexy Piper… pero no tardó en hacer uso de los servicios del hotel… junto a ella.


¡Se había equivocado de hermana!

Despertarse en una habitación de hotel al lado de una medio desnuda Gwen Cristopher constituyó una auténtica sorpresa para Paul Bennet.

Paul era rico, un verdadero triunfador, y parecía más un galán de cine que un empresario de relaciones públicas. Cualquier mujer se echaría gustosa en sus brazos. Cualquier mujer excepto la sensual hermana de Gwen, Autumn. Hacer de acompañante de la normalita Gwen era un favor que presuntamente debería garantizarle el acceso a Autumn…

Gwen era divertida, ingeniosa e interesante… y absolutamente increíble en la cama. Pero una mujer así nunca encajaría en su estilo de vida. Sería la pareja menos adecuada del mundo.

Entonces ¿por qué estaba tan dispuesto a acostarse con Gwen a la menor oportunidad?

Actualizacion!!!

Se suponía que la misión iba a ser sencilla. Para descubrir a un peligroso chantajista, el agente del FBI Ryan Vail y su compañera iban a tener que participar de incógnito en un seminario para parejas que tenía como objetivo mejorar la intimidad en su ficticio matrimonio.
Pero, cuando Ryan se despertó la primera mañana y vio que habían reemplazado a la que iba a ser su esposa, se dio cuenta de que sus problemas no habían hecho más que empezar.
La agente del FBI Angie Wolf estaba trabajando, era algo que no quería olvidar en ningún momento, por mucha atracción que sintiera por Ryan. Pero esa investigación se estaba convirtiendo en una tentación irresistible.

Había empezado como un desafío. Maggie Beaumont al fin había decidido entregarse a su novio. En una fiesta de disfraces….¿quién se iba a enterar? Pero, de algún modo, en la oscuridad se escabulló con el hombre equivocado. ¡Iba vestido exactamente igual que su prometido, y no protestó ni una sola vez!

Spencer Daniels no podía creer en su suerte. Había regresado a casa para recuperar a su ex esposa… y convencerla de que no se casara. El recibimiento sensual que ella le brindó fue una sorpresa encantadora.

Maggie estaba espantada… y desgarrada. ¿Cómo demonios podía solucionar ese enredo? En especial cuando no era capaz de dejar de pensar en el abrasador contacto de Spencer…

¿Podía atreverse a amar a aquel hombre?

Quizás el secuestro no fuera la mejor manera de que la rica heredera neoyorquina Tate Baxter superara sus miedos. Pero su vida entera se desarrollaba tras los cristales tintados de una limusina y estaba rodeada de ex agentes de la CIA que seguían trabajando armados. Estaba claro que tenía que tomar medidas drásticas. Sobre todo respecto a uno de esos empleados que conseguía hacerla arder de rabia… y de pasión.

El chofer Michael Caulfield tenía una única misión, asegurarse de que Tate no corría ningún peligro. Pero cuando la secuestraron supo que sólo había una manera de salvarla y era conseguir que lo secuestraran también a él. Fue entonces cuando Tate se dio cuenta de que, además de su protector, Michael era la personificación de todas sus fantasías.

El recién llegado era guapo, sexy… y muy apetecible

Los anuncios de hamburguesas de Margot Janowitz eran sensuales y decían «cómeme», pero su vida fuera de la pantalla era otra historia… Hasta que conoció a su apetecible nuevo vecino y empezó a pensar en la idea de saborearlo lentamente.

El ultraconservador Daniel Houghton III acababa de mudarse al edificio de Margot y estaba pidiendo a gritos que alguien lo hiciera disfrutar un poco. A Margot no iba a resultarle difícil convertirlo en un amante sexy y desenfrenado.

Antes del anillo…
Antes del vestido…
Necesitaba una buena aventura

Megan Hodges había decidido hacerse un regalito. Ya estaba harta de esperar al hombre perfecto, así que había optado por buscar a alguien para una sola noche mientras estaba de vacaciones. Tenía que ser un chico malo, el tipo de hombre que jamás podría presentarle a su madre. Y con sólo un vistazo al sexy Luke, Megan supo que había encontrado lo que buscaba.

El temerario Luke Webster no pensaba en otra cosa que en meterse entre las sábanas con aquella belleza. Pero no esperaba que la noche de pasión se convirtiera en una semana durante la cual sus sentimientos por ella se fueron haciendo cada vez más intensos. ¿Se atrevería a decirle lo que sentía aun a riesgo de que ella se marchara tras sus vacaciones?

¿AMOR O AMISTAD?

La agente de bolsa Anahi Puente pensaba que lo tenía todo: un trabajo estupendo, un hogar magnífico, un cuerpo decente, dos gatos por compañía… y demasiadas noches en que dormía sola. ¿Dónde estaba el señor Perfecto en ese cuadro? Más cerca de lo que suponía. Su mejor amigo, Alfonso Herrera, era muy atractivo. Casi adorable…

También Alfonso pensaba que lo tenía todo: un trabajo estupendo, un piso de soltero, un cuerpo atractivo… y ningún gato. Pero, para su sorpresa, su mejor amiga, Anahi, quería hacer el amor con él. Aquello resultaba demasiado incómodo, demasiado tentador… y, ¿qué pasaría con su amistad? ¿Y si uno de ellos se enamoraba…

Actualizacion!!!

Amelia Edwards necesitaba cambiar de vida y encontrar a un hombre guapo y soltero en Nueva York. Pero, en vez de poner en práctica sus fantasías sexuales, se pasaba el tiempo escribiéndolas en un cibercafé.

Jay Wagner buscaba a una mujer sensual y apasionada; así que, cuando leyó por accidente los eróticos secretos de Amelia, supo que ella era la mujer que necesitaba. Leyendo sus deseos, Jay descubrió cómo llevarla a la cima del placer y convertirse en el hombre de sus sueños… hasta que Amelia se enteró de que Jay había fisgoneado sus fantasías escritas.

Jay tenía conquistado el cuerpo de Amelia, pero ¿conseguiría conquistar su corazón?

La mujer que David Levinson conoció por casualidad en la sección de bufandas era más que atractiva, era excitante. Además, Susan era radiante como el sol y suave como la seda… era puro sexo… y David se moría de ganas de hacerla suya.Susan Carrington estaba harta de ser una buena chica que nunca se arriesgaba por miedo a que le rompieran el corazón. Lo único que quería era una aventura, por eso le susurró a David al oído que salieran juntos el miércoles por la noche.Aquella fue una cita apasionante, intensa… Como lo fueron todos los miércoles siguientes. El problema fue cuando David empezó a querer tener a Susan los siete días de la semana.

Su pasión era como una caja de bombones, era imposible comer sólo uno…

Jessica Howell, una experta en marketing, necesitaba un hombre sexy a su lado para mantener a raya a su jefe, y para ello nadie mejor que Dan Crawford. Era guapo, discreto y estaba disponible; sin duda la pareja perfecta para la nueva campaña de cosméticos de Jessica.

Ayudar a la hermosa Jess era un trato muy tentador. Asistir a unas cuantas fiestas, intercambiar ardientes miradas, besarla… fingir que estaba enamorado. ¿Un trabajo duro? Al principio sí, pero tras compartir una noche de sexo apasionado, Dan no tuvo necesidad de seguir actuando. Quería que el romance fuera real, pero, ¿desearía Jess lo mismo?

Tags:

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.