Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Joan Hohl – Serie Wolfe

El agente de policía Eric Wolfe conocía todos los detalles de la vida de Tina, hasta los más íntimos, sin haber pasado una sola noche con ella. Ella era una sospechosa y Eric lo sabía todo acerca de sus sospechosos. ¿Pero sería realmente una delincuente? Una manera de saberlo era que Eric dejara de observarla y empezara a tratarla…

Megan Delaney pensó que dormiría más tranquila con el sargento Royce Lobo en el sofá de la habitación contigua. Pero después de la terrible experiencia por la que acababa de pasar, sospechaba que transcurriría mucho tiempo antes de que pudiera volver a dormir bien…

Al principio, Royce se limitó a hacer su trabajo, averiguando los datos que necesitaba sobre Megan, asegurándose de que se encontraba a salvo. Pero en esos momentos se merecía un buen puñetazo por lo que estaba pensando sobre aquella mujer. La deseaba… la deseaba mucho. Pero lo último que necesitaba Megan en aquellos momentos era un Lobo malo rondando a su alrededor…

Cameron Wolfe no era de los que se casan, siempre había sido un lobo solitario. Y ahora tenía que acudir a la boda de su hermano. Pero antes del acontecimiento familiar, pasaría unos días de vacaciones en un refugio en las montañas, con la increíblemente sexy Sandra Bradley. Y si todo iba bien la invitaría a la boda.

Sandra Bradley necesitaba unas vacaciones, por eso le pareció bien la propuesta de Cameron, pero lo que ninguno de los dos esperaba era la pasión que se desataría entre ambos, una pasión que podía llevar al altar al miembro más reacio de la familia Wolfe…

¿Lo harías por un millón de dólares?

En cualquier otra ocasión, Tanner Wolfe habría tenido ciertas reticencias a que lo contratara una mujer. Pero el precio era lo bastante alto para atraer su atención… y la belleza de la dama en cuestión hizo que la atención se convirtiera en deseo. Sin embargo, no estaba dispuesto a que ella lo acompañara en la misión. El inconformista cazarrecompensas trabajaba solo. Siempre lo había hecho y siempre lo haría… Claro que nunca había conocido a una mujer como Brianna, que no estaba dispuesta a aceptar un no como respuesta… a nada.

Tags:

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.