Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Jordan Castillo Price – Serie Invocando a Morfeo

La caza ha comenzado…
Jóvenes bonitos, hombres y mujeres, como la mejor amiga de Michael, Scary Mary, están desapareciendo de los clubes góticos under de todo Detroit. Desde hace dos años, Michael ha hecho un seguimiento en artículos periodísticos e informes médicos oscuros, y por fin ha encontrado la fuente del problema. Pero no puede exactamente ir a la policía y decirles que su amiga ha sido asesinada por vampiros. Es su deber empezar a combatir el flagelo, por lo que está posando como cebo, y tiene una bolsa de afiladas estacas de nogal para hacer el trabajo.
Todo debería ir sin problemas, dada la cantidad de preparación que Michael puso en la caza. Tiene un repertorio de seducción muy practicado, y un paquete lleno de ampollas de la droga de la violación, el Rohypnol. Pero no contaba con que Wild Bill aparecería.
Audaz y sexy, Wild Bill es el tipo de chico que le gustaría a Michael para una cita… si alguna vez hubiera tenido la oportunidad. A pesar de sus mejores esfuerzos, parece que no hay nada que Michael pueda hacer para apartar a Bill. Parece que tendrán un viaje salvaje, muy salvaje.

Pelo largo y oscuro. Ojos húmedos, bordeados de kohl. Deseables labios jóvenes solos hechos para besar… Tipos así hay a montones.
A Wild Bill le gusta tener una pequeña ventaja sobre sus compañeros de juego, y Michael posee el paquete entero además de un arma cargada en su chaqueta de cuero, y una obsesión con los vampiros que no se apaga.
Michael está de vuelta, y tiene un par de trucos nuevos bajo la manga. Por suerte la última adición a su arsenal no incluye una estaca de madera con el nombre de Wild Bill en ella. Pero cualquier cosa puede suceder en la oscuridad.

Marushka ama las cosas bonitas: encajes, terciopelo, porcelana y perlas. Ella cose trajes elaborados para todas sus muñecas, y pasa horas arreglando su cabello. Su colección está creciendo, ella agregará una baratija muy bonita. Su nombre es Michael. No puede esperar para vestirlo.
Michael siempre sospechó que los vampiros con enfermedades mentales se ponían peor y peor a medida que pasaban los años. Nunca se había dado cuenta de las maldades que podían hacer. Ahora Michael no entiende nada. ¿Lo salvará Wild Bill? ¿Su relación es más profunda que el sexo… o la sangre? ¿O sólo es una ilusión de su parte?

Papel de coladura rasgado, pisos inestables, paredes desprendiéndose y una enorme cama doble.

¿Qué mas podían Michael y Wild Bill desear en un nido de amor?

¿Quieren saberlo?

Los vampiros están de acuerdo en que el vampirismo tiene que transmitirse a través de relaciones sexuales, ya que si un mordisco en el cuello podría convertir a alguien, el mundo ahora estaría lleno de legiones de chupasangres. Así que Wild Bill ha sido cuidadoso. Lo último que querría es convertir a alguien. Especialmente a su niño juguete.
A pesar de la precaución de Wild Bill, Michael está pálido y delgado… más que de costumbre. Viste bien, chaqueta de cuero, el pelo teñido de negro y delineador de ojos. Pero para alguien tan hambriento como él, alimentarse debe ser más que una atracción. ¿Y esa gracia sobrenatural que Bill detecta en los movimientos de Michael?

Michael nunca le ha dado mucha importancia a los clichés, pero hay uno al que probablemente debería haberle prestado atención: “Nunca puedes ir a casa de nuevo”.
Su familia asegura que mucha gente joven se toma unos semestres entre la escuela secundaria y la universidad, que un año de viaje en la actualidad es prácticamente un requisito previo. Su padre puede tirar de algunos hilos, y él va a ser un estudiante de primer año de la ISU en septiembre.
Michael se ha cuidado de decirles que él no sólo conduce sin rumbo, deteniéndose sólo para tener relaciones sexuales con su novio “fumador-en-cadena” sino que, de hecho, él es cazador de vampiros.
Después de una reunión familiar desastrosa, Michael desentierra una comuna de vampiros donde él y Wild Bill pueden establecerse. Pero Michael es el único humano en la residencia, y los otros vampiros no pueden dejar de husmear a su alrededor.
En palabras de Wild Bill: “Esto no puede ser bueno”.