Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Kristi Gold – Varias Jeques

Una noche para recordar

Andrea Hamilton no conseguía olvidar aquella noche que había pasado bajo las estrellas junto al hombre que amaba. Y para colmo Sam había regresado, y estaba más sexy que nunca; además acababa de contratar sus servicios como adiestradora de caballos. Pero lo que más le sorprendió fue enterarse de que su gran amor era ahora un príncipe… ¡un príncipe que quería ver a su hijo!

A pesar de los años, Samir seguía recordando a la mujer a la que había tenido que abandonar para cumplir con su obligación. Pero cuando se enteró de que tenían un hijo en común, juró no volver a separarse de ella.

¿Tendrían un final feliz?

Después de seis años de ausencia, el príncipe heredero Zain Mehdi volvió al trono con la reputación empañada y se encontró con una asesora política de ojos azules llamada Madison Foster para ayudarle a repararla. Pero Madison no era otro juguete para que se entretuviera el jeque…

El romance entre un miembro de la realeza y un plebeyo estaba prohibido, aunque Madison no podía resistirse a las apasionadas noches en la cama de Zain. Amar al príncipe heredero ya era lo suficientemente arriesgado, pero el secreto de Madison ¿arruinaría para siempre el reinado de Zain?

“Mientras estés conmigo no te ocurrirá nada malo”. Eso era lo que le había prometido el jeque Ben Rassad a Jamie Morris cuando la bella joven le pidió protección. Y, por mucho que se esforzó en pensar que ella era tan inocente como él experimentado, Rassad no pudo reprimir la pasión que se había desatado entre ambos. Cuando descubrió que ella llevaba en su vientre al heredero de su reino, decidió pedirle que se convirtiera en su esposa. ¿Conseguiría convencer a Jamie de que ella era la única mujer capaz de entender y amar al hombre que había tras su imponente imagen de jeque?

Era una tentación difícil de resistir.
El jeque Rayad Rostam había dedicado su vida al Ejército y a vengar la prematura muerte de su esposa. Por ello, la repentina atracción que sentía por Sunny McAdams, corresponsal en el extranjero de una cadena de televisión, le resultaba inesperada, inoportuna… e innegable. Aun así, cuando se vieron sorprendidos por una violenta tormenta, Rayad y Sunny se refugiaron apasionadamente el uno en brazos del otro.

A Sunny le daba miedo un futuro con un hombre empeñado en vengarse, porque ya había suficientes dramas en su vida, pero pronto la seducción del jeque convirtió la inocencia en pasión…

Cuando un príncipe del desierto conoce a una bella sureña… se enciende la pasión

El jeque Raf Shakir escondía un doloroso pasado tras una cuidada apariencia. Pero la soledad de su granja de caballos se vio alterada con la llegada de Imogene Danforth, que tenía una proposición… y un cuerpo… que no podía rechazar.

Gene había acudido a aquellos establos para aprender a montar, pero Raf le enseñó muchas otras cosas… Sin embargo, su corazón parecía estar fuera de su alcance.

A menos que él compartiera su doloroso secreto, entre ellos jamás podría haber nada más que frustración…


Aunque sabía que no debía, se moría por dar rienda suelta a la pasión que aquella mujer despertaba en él…

Darin Shakir estaba acostumbrado a trabajar solo. El misterioso miembro del Club Cattleman ya había tenido bastantes experiencias difíciles en el pasado y no tenía intención de ver sufrir a más inocentes. Pero sus planes habían salido mal y había acabado herido y en las hábiles manos de Fiona Powers. La vivaz pelirroja no se acobardaba ante el jeque e insistía en ayudarlo. Pero esa nueva y explosiva compañera suponía una distracción demasiado tentadora para Darin…

Nunca olvidó esa noche

Una vez, tuvo que anteponer el deber al amor. Años más tarde, el rey Rafiq Mehdi, ya viudo, buscó consuelo en su antiguo amor, la doctora Maysa Barad, para escapar del dolor y la culpa. La apasionada entrega de Maysa le hizo darse cuenta de que era la mujer con la que debería haberse casado, pues su boda de conveniencia solo le había hecho sufrir.

Maysa ya no era la mujer apropiada para ser la esposa del rey. Rafiq estaba dispuesto a enfrentarse a su pueblo para tenerla, pero la verdad sobre ella podría volver del revés todo su mundo.

¿Habría roto la regla de oro de aquel matrimonio de conveniencia? ¿Se habría enamorado de su marido?

El jeque Ashraf ibn-Saalem era un hombre inolvidable, pero Karen Rawlins debía recordar las condiciones de su acuerdo: ambos querían tener un hijo, ella sin tener que someterse a un marido controlador y él sin entregar su corazón. Así que se casarían y una vez conseguido su objetivo estarían juntos, platónicamente, el tiempo necesario para dar un nombre al pequeño.

Pero nada sería tan simple después de una noche con el guapísimo jeque. Aunque ya se había quedado embarazada, Karen seguía muriéndose por sus besos.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.