Clik aqui para ver como descargar los libros

Lastimosamente no se envia libros a nadie x mail, a no ser los especificados en los temas. No insistan. No respondere mails con dichos pedidos. Para eso comparto.

Luzzy – Saga Angeles

El sonido de la sirena lo vuelve todo confuso, mientras mis sentidos se dejan llevar lentamente por la oscuridad.
Me duele todo el cuerpo, no sé porque estoy en esta ambulancia, no sé que me ocurrió.
De pronto dejarme llevar por este manto negro no parece tan mala idea, si me dejo llevar el dolor se irá también.
Una mano cálida envuelve sus dedos alrededor de los míos, mientras una vocecilla se escucha a lo lejos.
Al abrir mis ojos me topo con el más bello ángel del cielo, sus hermosos ojos marrones desbordan de lágrimas resbalando de sus lindas mejillas; la chica frente a mi es preciosa, simplemente perfecta, y su toque es tan cálido.
—No te vayas, no me dejes —ruega una y otra vez, besando mi frente, mirándome con ojos suplicantes y llenos de miedo. Esa voz, me es tan familiar, una frase se forma en mi mente, pero ningún sonido llega a salir de mis labios “te amo”, pero sin importar cuánto me esfuerce, la niña a mi lado no me escucha, sacude su cabeza y le grita al paramédico un sin fin de cosas, cosas que no entiendo, pero su voz está llena de tristeza y preocupación, “te amo” repito de nuevo, pero no me escucha, algo me jala, me lleva fuera de mi cuerpo, grito y trato de aferrarme, un fuerte sollozo por parte de mi bello ángel me deja en shock:
—No, no me dejes —grita con desesperación, no escucho más, la oscuridad se lleva todo.
Mis ojos se abren, todo se vuelve a iluminar, pero no sé quién soy, ni dónde estoy,
tampoco sé donde esta mi hermoso ángel…

 

Caminaba directo hacia mi muerte, pero no importaba, porque mi sacrificio valdría la pena, por fin Nicholas sería libre, ya nunca más tendría que ocultar su otra mitad, por fin le darían sus alas. Yo no tenía ya nada que perder, después de todo solo soy una chica huérfana que por azares del destino resultó ser algo más de lo que esperaba, volar nunca fue mi sueño.
―¿Estás segura de que quieres hacer esto? –preguntó Selene mostrándome el camino hacia el viejo pozo de piedra.
―Sí, estoy lista –camine un par de pasos y el hedor del azufre evidenció el lugar al que me dirigía.
―Iris, no hay marcha atrás, si entras en ese pozo jamás volverás –dijo la chica que en tan solo un par semanas se había convertido en mi mejor amiga.
―Solo asegúrate de que Nick esté a salvo, el resto… ya lo decidirá el destino ―nos dimos un rápido abrazo, luego caminé los pocos pasos que me separaban de mi final.
Me incliné sobre la entrada, y antes de arrojarme hacia las llamas del infierno rogué por última vez, ahora sabía que Dios sí me escuchaba.
“Permite que Nick tenga una vida feliz, acéptalo como lo que es, un magnifico ángel guardián”.
Me dejé caer en el oscuro agujero, esperando que una ola de calor lo envolviera todo,
pero no sucedió, en cambio una fuerte mano se cerró alrededor de mi muñeca deteniendo la caída…

Tags:

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.